Ir al contenido principal

Uno de cada seis niños vivían en la extrema pobreza ya antes de la pandemia de coronavirus

fotonoticia_20201020151957_1024.jpg

El África subsahariana concentra dos terceras partes de estos niños, según el Banco Mundial y UNICEF

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unos 356 millones de niños de todo el mundo, uno de cada seis a nivel global, vivían ya antes de la pandemia de coronavirus con menos de 1,90 dólares al día, el umbral en la que los expertos sitúan la pobreza extrema, y la cifra podría empeorar "significativamente" por las restricciones socioeconómicas adoptadas en estos últimos meses.

Así al menos lo estiman el Banco Mundial y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) en un informe en el que alertan que alrededor de la mitad de las personas con pobreza extrema en el mundo son niños, a pesar de que estos representan una tercera parte de la población mundial. Casi el 20 por ciento de los niños menores de cinco años en países en desarrollo viven en hogares en esta situación.

Por regiones, África subsahariana es la zona más afectada y concentra dos terceras partes del total de niños en situación de extrema pobreza, mientras que casi uno de cada cinco viven en el sur de Asia. De hecho, pese a que a nivel global hay 29 millones menos de niños extremadamente pobres, en África subsahariana, el dato ha pasado de 170 millones en 2013 a 234 millones en 2017.

Las situaciones de conflicto exacerban estas necesidades, ya que en países en guerra se estima que más de el 40 por ciento de los menores viven en hogares con necesidades extremas, frente al 15 por ciento que los expertos estiman para otros países. Además, el informe constara que más del 70 por ciento de los niños que viven con menos de 1,90 dólares al día viven en hogares dependientes de la agricultura.

La directora de Pobreza e Igualdad del Banco Mundial, Carolina Sánchez-Páramo, ha considerado un "seria preocupación" los datos que figuran en el informe, en la medida en que "la pobreza extrema priva a cientos de millones de niños de alcanzar su potencial", tanto a nivel físico como de desarrollo, con las consecuencias que ello acarrea para la vida adulta.

"Al albor de los perjucios económicos masivos provocados por la pandemia, es más crucial que nunca que los gobiernos apoyen a los hogares pobres con hijos y reconstruyan su capital humano durante la recuperación", ha reclamado.

LA SITUACIÓN PODRÍA SER "MUCHO PEOR"

Por su parte, el director de Programas de UNICEF, Sanjay Wijesekera, ha advertido de que "uno de cada seis niños viviendo en la extrema pobreza implica que uno de cada seis niños están luchando por sobrevivir". La pandemia, ha avisado, no hará sino que la situación sea "mucho peor", por lo que ha pedido igualmente medidas "urgentes" a las autoridades de todo el mundo.

El Banco Mundial y UNICEF han aplaudido que se hayan adoptado programas de protección en relación con la crisis, pero al mismo tiempo también han expresado su preocupación por que se trate de medidas a corto plazo que no tengan en cuenta necesidades de futuro. Por este motivo, han planteado la necesidad de avanzar en sostenibilidad financiera, reformas institucionales o medidas de apoyo a las familias, por ejemplo ampliando las bajas o garantizando el cuidado de los niños.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible