Ir al contenido principal

Nigeria prohíbe las protestas en la capital tras las movilizaciones contra una unidad policial acusada de abusos



fotonoticia_20201015172819_1024.jpg

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de la capital de Nigeria, Abuya, han anunciado este jueves la prohibición de las protestas en el Territorio de la Capital Federal (TCF), tras las últimas movilizaciones contra una unidad de la Policía ya disuelta tras las acusaciones de abusos y asesinatos.

El comité de seguridad del TCF ha aplaudido la decisión del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de ordenar la disolución del polémico Escuadrón Especial Contra el Robo (SARS) y ha lamentado la continuación de las protestas.

En su comunicado, ha mostrado su "preocupación" porque, pese a la decisión de disolver la unidad, "las protestas #EdnSARS --hashtag con el que se ha popularizado el movimiento-- han continuado". "Los manifestantes han causado molestias a los ciudadanos que cumplen con la ley", ha agregado.

Por ello, ha recalcado que debido a esto y a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, "las protestas y procesiones no serán autorizadas en ningún punto del TCF", una decisión adoptada recientemente por el estado de Rivers.

El Ejército nigeriano ha expresado durante la jornada su apoyo a Buhari y ha destacado que "está preparado para apoyar totalmente a las autoridades civiles en el marco de sus capacidades para mantener la ley y el orden y actuar de forma decisiva ante cualquier situación".

Así, el portavoz del Ejército Sagir Musa ha advertido a "todos los elementos subversivos y generadores de problemas" que "desistan de estos actos", dado que el Ejército "está comprometido a defender el país y su democracia a toda costa", tal y como ha recogido la agencia de noticias Bloomberg.

El jefe de la Policía nigeriana, Mohammad Adamu, anunció el martes la creación de un nuevo organismo, Armas y Tácticas Especiales (SWAT), para "llenar los huecos" dejados por la disolución del SARS, cuyos miembros tendrán que iniciar un periodo de "entrenamiento y reorientación antes de ser redesplegados para tareas policiales generales".

La disolución del SARS no ha frenado las protestas en Nigeria. Los manifestantes han resaltado que esta decisión no es suficiente y han reclamado una serie de reformas en el seno de la Policía y que los responsables de esta unidad sean juzgados por sus actos.

Buhari aseguró el lunes que la disolución de la SARS "es sólo el primer paso en el compromiso para una extensa reforma policial para garantizar que la tarea principal de la Policía y otras agencias de seguridad sigue siendo la protección de la población y su sustento".

El mandatario, que recalcó que los responsables de abusos serán juzgados, lamentó además la muerte de una persona a manos de la Policía durante la jornada del sábado. Al menos otras cuatro personas han muerto desde entonces a manos de agentes.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional acusó en junio a miembros del SARS de torturas y malos tratos para "ejecutar, castigar y extraer información a sospechosos", con un total de 82 casos documentados entre enero de 2017 y mayo de 2020.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible