Ir al contenido principal

La Policía lanza gases lacrimógenos contra una marcha opositora contra la "balcanización" en RDC

fotonoticia_20201014180225_1024.jpg

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de República Democrática del Congo (RDC) han empleado este miércoles gases lacrimógenos para dispersar una protesta contra la "balcanización" en la capital, Kinshasa, convocada por el destacado opositor Martin Fayulu, quien quedó en segundo lugar en las presidenciales de 2018.

Fayulu había convocado la protesta contra el plan para crear una nueva comuna en la provincia de Kivu Sur (este). Estaba previsto que la marcha recorriera las calles de Kinshasa desde la plaza Pascal, si bien los participantes han sido interceptados cerca del puente de Matete.

Las fuerzas de seguridad han intervenido a la altura de este puente y han lanzado gases lacrimógenos contra los presentes, al tiempo que varios agentes han pinchado las ruedas al vehículo en el que se desplazaba Fayulu.

El opositor se ha dirigido tras ello a una comisaría para reclamar que la Policía cambiara las ruedas de su vehículo. "He venido porque les respeto", ha dicho a los agentes. "No me iré de aquí sin que se reparen los neumáticos. No me iré sin mi vehículo", ha agregado.

La protesta convocada por Fayulu, que pide además la creación de un tribunal internacional para juzgar crímenes graves en RDC, se ha saldado con varios heridos y detenidos, si bien por el momento no hay un balance oficial, tal y como ha recogido el portal congoleño de noticias Actualité.

Sin embargo, el diputado opositor Ados Ndombasi ha resaltado que "hay muchos heridos" y "muchos arrestados". "Muchos de nuestros militantes han sido salvajemente golpeados", ha denunciado.

El jefe de la Policía local, Sylvano Kasongo, había advertido antes del inicio de la marcha que el gobernador había prohibido la manifestación. "Pedimos a la población que vuelva a sus ocupaciones. No habrá marcha mañana", dijo a última hora del martes.

"Las reuniones de más de cinco personas serán dispersadas", sostuvo, en referencia a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus. "Vamos a ejecutar la orden del gobernador. Vamos a hacer nuestro trabajo. Si marchan, se encontrarán a la Policía en su camino", zanjó.

POLÉMICA EN MINEMBWE

Fayulu había destacado en su programa que la marcha fue convocada en favor de "la unidad nacional y la defensa de la integridad territorial" y "decir no a los que codician las tierras y riquezas de RDC", tal y como indicó el miércoles a través de su cuenta en la red social Twitter.

El destacado opositor, que sigue manteniendo que es el presidente electo tras los comicios de 2018, ha criticado la decisión del mandatario, Félix Tshisekedi, de dar a Minembwe el estatuto de comuna. La mayoría de los residentes son mayamulenge, tutsis nacidos en el país pero con ancestros de orígenes ruandeses.

El propio Fayulu pidió el 3 de octubre a los congoleños "oponerse a la instauración de Minembwe como comuna rural" y subrayó que "esta iniciativa temeraria es una grave amenaza a la integridad territorial de RDC". "Invito al pueblo congoleño a la vigilancia para dar al traste con este plan de balcanización del país", zanjó.

Tshisekedi, que afirmó en enero que "los banyamulenge son ciudadanos congoleños", decidió en septiembre suspender la decisión de la conversión de Minembwe en comuna y dejar en manos de una comisión la delimitación de la misma.

Fayulu se ha distanciado de Tshisekedi desde las elecciones presidenciales de 2018, en las que se hizo con la victoria el hasta entonces líder opositor e hijo del histórico opositor congoleño Etienne Tshisekedi. Tshisekedi se presentó a la Presidencia tras romper un acuerdo previo para respaldar a Fayulu como candidato de unidad.

La victoria de Tshisekedi se vio empañada por las denuncias de Fayulu sobre irregularidades para arrebatarle la victoria, en el marco de un acuerdo para permitir a los fieles del expresidente Joseph Kabila controlar el Parlamento, como finalmente ocurrió.

De las urnas salió un Gobierno de unidad integrado por 65 miembros, de los que 42 proceden del partido de Kabila y 23 de la coalición que lidera el presidente, lo que le dejó atado durante su nuevo mandato a la espera de que el exmandatario decida presentarse de nuevo a las presidenciales en 2023, donde ya no existirán los límites a su periodo de mandato.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible