Ir al contenido principal

Venezuela ha evitado con un modelo propio las catástrofes que se le vaticinaban con la llegada del COVID-19

Nicolás Maduro afirma que su país es el que más pruebas ha hecho en América Latina y el Caribe y explica que ha establecido un modelo que protege la vida de todos por igual y conjuga el distanciamiento físico con la vida productiva. Además, propone la creación de un fondo de la ONU que garantice el acceso a los alimentos y los productos de salud financiado con recursos públicos.

Venezuela ha realizado un “esfuerzo titánico” con sus propias capacidades y la solidaridad y cooperación de países amigos y de la ONU para afrontar la pandemia de COVID-19, logrando evitar “lo peor a pesar de los planes, pronósticos y deseos catastróficos de aquellos que nos agreden”, dijo este miércoles el presidente de ese país en su discurso pregrabado para la Asamblea General.





Nicolás Maduro afirmó que ni “el bloqueo ilegal ni las agresiones a su gobierno” han impedido que proteja la vida de los venezolanos y agregó que en Venezuela se han aplicado hasta la fecha cerca de 1,9 millones de pruebas gratuitas de COVID-19, es decir casi 62.500 por millón de habitantes, lo que lo convierte en el país de América Latina y el Caribe que más test ha hecho.

“Esto que es una verdad de Venezuela no lo oirán, no lo verán en las primeras planas de los medios tradicionales, ni mucho menos en las redes sociales o por internet. El bloqueo también es comunicacional”, denunció.

Sistema siete por siete

El mandatario agregó que su país ha establecido un modelo basado en el principio de “priorizar la vida de todos y todas por igual” que conjuga el distanciamiento saludable con la vida productiva.

“Lo hemos denominado el “Sistema siete por siete” y lo ponemos a disposición de todas las naciones. (…) Siete días: una semana de resguardo en los hogares, de cuarentena profunda; y siete días, una semana de flexibilización económica, amplia y general; cosa que asegura la puesta en práctica de una nueva normalidad, hasta que podamos superar esta pandemia”, explicó.

Maduro detalló que el sistema de salud venezolano permite que el personal sanitario vaya casa por casa a buscar los casos positivos y a atender los casos sospechosos o potenciales.

Fondo rotatorio de compras públicas

En una extensa alocución a la Asamblea, el presidente de Venezuela propuso crear “un fondo rotatorio de compras públicas en el Sistema de Naciones Unidas para garantizar el acceso a los alimentos y a los productos de salud, financiado con recursos públicos”.

Consideró que este mecanismo ayudaría a enfrentar la discriminación y el bloqueo económico contra los países, facilitando a los gobiernos la adquisición de bienes y servicios necesarios.

“Hacemos un llamado para fortalecer las políticas y los fondos de financiamiento orientados al desarrollo de cadenas productivas locales y nuevos actores económicos, así como la creación de un banco de tecnologías libres y procesos universales de formación y capacitación”, añadió.
— Noticias ONU (@NoticiasONU) September 23, 2020

Derecho al desarrollo

Asimismo, abogó por la aprobación de un instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre el desarrollo y el derecho al desarrollo, que refuerce la lucha de los pueblos para la superación de la pobreza y las desigualdades sociales y por la justicia social.

En otro terreno, agradeció los pronunciamientos del Secretario General de la ONU y de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en favor del “levantamiento inmediato de las medidas coercitivas unilaterales y criminales” contra su país, que “no sólo son contrarias a la Carta de Naciones Unidas, sino que son obstáculos evidentes que se imponen a los países afectados para enfrentar adecuadamente la pandemia del COVID-19 y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”.

El dignatario refrendó el compromiso venezolano con el diálogo internacional, intercultural, constructivo y cooperativo para impulsar la promoción y protección de todos los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo integral de los pueblos.

Refugiados y migrantes

Maduro habló también de los refugiados y migrantes, apuntando que su país ha sido tradicionalmente un receptor aunque en los últimos años y como “consecuencia directa de las medidas coercitivas unilaterales y las agresiones económicas impuestas por Estados Unidos”, muchos venezolanos emigraron por motivos económicos.

“No obstante, en los actuales momentos, nuestro país enfrenta y vive una oleada de retornos voluntarios, masivos, de miles de migrantes venezolanos, procedentes de países con altísimos niveles de contagios de COVID-19, como Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Brasil”, informó.

Además de la pandemia, muchos migrantes han vuelto debido a la violación sistemática de sus derechos humanos, “a políticas anacrónicas y xenófobas contra los migrantes de nuestro país, inclusive desde las altas esferas de los gobiernos de esos países”, acusó y preguntó: “¿Cuál ha sido la reacción del mundo que dice preocuparse por Venezuela ante estos reprochables hechos? El silencio cómplice”.

Para terminar, Maduro reiteró los principios de respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos, expresados en la Carta de Naciones Unidas, “cuya violación ilegal por parte de algunos Estados Miembros de esta Organización pretende llevar a Venezuela a la violencia y el conflicto. (…) Exigimos respeto. El camino de Venezuela es la paz, la democracia, la libertad, el voto, la participación y el protagonismo del pueblo. Así ha sido y así será”.



Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible