Ir al contenido principal

Las fuerzas de transición de Malí acuerdan un gobierno provisional de 18 meses



fotonoticia_20200913012216_1024.jpg

El opositor M5-RFP rechaza las conclusiones y denuncia "prácticas antidemocráticas y desleales"

   MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

   Las junta militar de Malí ha aceptado este sábado crear un Gobierno provisional durante un periodo de 18 meses de cara a la celebración de elecciones en el país, a raíz del golpe de Estado a mediados de agosto contra el expresidente Ibrahim Boubacar Keita, pero no ha descartado que el presidente sea un militar.

   El anuncio ha sido realizado tras una segunda ronda de consultas entre la junta y grupos opositores y la oposición civil sobre el modelo de transición en el país africano, si bien el destacado Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP) ya se ha desmarcado de las conclusiones.

   Los acuerdos anunciados incluyen la creación de un Ejecutivo de 25 miembros encabezado por un primer ministro, además del nombramiento de un presidente y un vicepresidente de transición y un Consejo Nacional de 121 miembros que hará las funciones de organismo legislativo.

   Según las informaciones recogidas por la emisora maliense Studio Tamani, el documento recoge que el presidente de transición sea "un civil o un militar" y ha agregado que se espera que la junta nombre rápidamente a la persona elegida para esta tarea.

   Asimismo, se establece que el periodo de transición de 18 meses arrancará una vez que el nuevo presidente jure el cargo, a pesar de que la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) había pedido que el mismo durara un máximo de doce meses, tal y como ha informado el diario maliense 'L'Essor'.

   Los participantes en las consultas han acordado además la necesidad de reforzar la seguridad en el país, ante el repunte de los ataques yihadistas y los enfrentamientos intercomunitarios, promover la buena gobernanza, remodelar el sistema educativo y adoptar un pacto de estabilidad.

   El jefe de la junta, Assimi Goïta, ha dicho durante su discurso de cierre que las autoridades "se comprometen a poner en marcha la totalidad de las resoluciones" aprobadas, antes de resaltar que los trabajos realizados durante estas jornadas suponen "una contribución a la edificación de un Malí nuevo que no será olvidada".

   "Se trataba de diagnosticar sin complacencias los males que afectan a nuestro sistema democrático para adoptar las medidas urgentes y necesarias", ha ensalzado, antes de pedir a la comunidad internacional "apoyo y comprensión" de cara a la puesta en marcha de las medidas acordadas de forma "diligente y correcta".

   Goita ha subrayado además que los resultados alcanzados durante estas jornadas de consultas "autorizan a esperar la llegada de un Malí nuevo, de justicia, igualdad y democracia", según las declaraciones facilitadas a través de Twitter por la junta, bautizada como el Consejo Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP).

RECHAZO DEL M5-RFP

   Las palabras de Goita contrastan con el comunicado publicado horas después por el M5-RFP, que encabezó las protestas contra Keita y el Gobierno registradas durante las semanas previas al golpe de Estado del 18 de agosto.

   El movimiento ha indicado "el documento final no es conforme a las deliberaciones emitidas a raíz de los trabajadores de los distintos grupos", especialmente en lo relativo "al reconocimiento del papel del M5-RFP y los mártires en la lucha del pueblo maliense para el cambio" y de que el presidente y el primer ministro fueran civiles.

   Por ello, ha criticado que varias de sus peticiones han sido eliminadas del documento final "pese a no haber contado con el rechazo ni las reservas de ningún grupo", incluida la creación de un órgano de supervisión para la transición y cambios en el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Alto Consejo Consultivo.

   Asimismo, ha señalado que han sido igualmente obviadas "las disposiciones con valor constitucional en favor del acceso de las mujeres y los jóvenes a funciones electas y nominativas, así como a favor de las personas con discapacidad".

   Em M5-RFP ha lamentado que también se han rechazado "de forma unilateral" sus propuestas sobre "la prolongación de los periodos de detención de personas sospechosas de terrorismo" y "el reconocimiento de los mecanismos tradicionales de resolución de conflictos, fundamentados en usos y costumbres de las distintas comunidades".

   Por ello, el M5-RFP ha denunciado en su comunicado, firmado por Choguel Maiga, del comité estratégico del movimiento, "las intimidaciones y las prácticas antidemocráticas y desleales, dignas de otra época contra la que se desencadenó la lucha por el cambio y la refundación".

   "La voluntad de acaparar y confiscar el poder en beneficio del CNSP no debe justificar los métodos aplicados, que daán el proceso de transición", ha sostenido, antes de "desmarcarse" del documento publicado tras el proceso de consultas porque "no refleja los puntos de vista y las decisiones del pueblo maliense".

CRISIS EN MALÍ

   El movimiento opositor, encabezado por el destacado imam Mahmoud Dicko, encabezó durante meses una oleada de manifestaciones contra el Gobierno por los altos índices de desempleo, la corrupción del Gobierno y por la inestabilidad en el norte y en el centro de Malí.

   A pesar de la mediación de la CEDEAO, los contactos entre las partes resultaron infructuosos y, finalmente, parte del Ejército detuvo el 18 de agosto a Keita y otros miembros de su Ejecutivo, forzando al mandatario a presentar su dimisión menos de un día después.

   Dicko se mostró partidario el miércoles de que sea un civil el que presida la transición en el país, después de que la CEDEAO diera a la junta militar de plazo hasta el 15 de septiembre para elegir a dos civiles como presidente y primer ministro.

   Previamente, el M5-RFP había destacado que la elección de los "dirigentes de la transición" en el país africano "no debe ser una carrera contrarreloj", en respuesta al ultimátum anunciado por el organismo regional durante una cumbre celebrada el lunes en la capital de Níger, Niamey.

   Por su parte, Keita abandonó Malí a principios de septiembre rumbo a Emiratos Árabes Unidos, días después de que se informase de su ingreso hospitalario, como parte del acuerdo llevado a cabo por el citado organismo regional y la junta militar que gobierna Malí.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible