Ir al contenido principal

Las ciudades europeas endurecen sus restricciones ante los nuevos casos de coronavirus

1000x563_cmsv2_b45ff70b-2ec1-579b-9228-5

El Gobierno de Emmanuel Macron descarta un reconfinamiento total del país, pero varias ciudades de Francia comienzan a reforzar aún más sus restricciones, en un esfuerzo por frenar los brotes de COVID-19.

En Burdeos y Marsella, zonas rojas de la pandemia, entrarán en vigor nuevas medidas para evitar las aglomeraciones.

Las autoridades alertan de la degradación de la crisis sanitaria nacional, con 7 departamentos que enfrentan una alta incidencia de contagios con 100 por 100.000 habitantes.

La rapidez con la que se llenan los hospitales de Marsella con pacientes de coronavirus, preocupa al Gobierno central. El acceso a las camas se está haciendo cada vez más limitado.

"No se permitirán eventos como ferias, mercados de pulgas o fiestas de vecinos. Se prohibirán las manifestaciones si no se sigue el estricto protocolo sanitario", declaró Fabienne Buccio, la prefecta del departamento de la Gironda, siguiendo ladecisión de Marsella de prohibir las agrupaciones de más de 10 personas en parques y playas.

Multas ante la desobediencia

En Alemania se está aplicando mano dura a los que no respeten las medidas sanitarias.

Una mujer en Bavaria, con síntomas del virus, es acusada de haberse saltado la cuarentena para visitar a unos amigos. Ahora enfrenta una prohibitiva multa.

"Esta imprudencia también debe tener consecuencias, por lo que tiene sentido que las autoridades sanitarias consideren la posibilidad de actuar con las correspondientes multas elevadas después de un examen minucioso del caso. Sirviendo como una advertencia para los demas", dijo Markus Soeder, ministro presidente del estado federal de Baviera.

Italia avanza a pasos cortos

Pero no todo son malas noticias, Maestros y alumnos recibieron al presidente Sergio Mattarella en una escuela en la ciudad de Padua, en el norte de Italia.

Esta localidad fue uno de los primeros focos del virus en el país. Según el Ministerio de Educación, unos 5,6 millones de alumnos de 8,3 millones han vuelto este lunes a las aulas en doce regiones de Italia y en la provincia autónoma de Trento.

En un mensaje en las redes sociales, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, reconoció el domingo las dificultades de este curso y agradeció a los maestros, directores de escuela y las familias los "sacrificios" que han hecho.

Italia registró este lunes 1.008 nuevos contagios en 24 horas, con lo que la cifra total de casos en el país se eleva a 288.761 desde que el 21 de febrero comenzó la emergencia, y 14 fallecidos, 35.624 en total, informó Sanidad.

Sin embargo, las cifras están considerablemente bajas a comparación con los países vecinos que rondan en los 6.000 casos en promedio.

Euronews

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible