Ir al contenido principal

La contaminación del aire causa una de cada ocho muertes en Europa



1000x563_cmsv2_9352c41d-d124-5ca3-82f6-2

Mientras el nuevo coronavirus monopoliza la atención, otra calamidad, la mala calidad del aire, es responsable de muchas más muertes en la Unión Europea. El 13% por ciento de las muertes están relacionadas con la contaminación en los países de la UE, según un informe publicado el martes por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), que considera que la actual crisis sanitaria debería encender las alarmas para acelerar la toma de conciencia de la relación entre el medio ambiente y la salud.

Este lunes 7 de septiembre se celebraba el Día Mundial del Aire Limpio, patrocinado por Naciones Unidas e instituciones de todo el mundo han querido sumarse.

"La aparición de estos patógenos zoonóticos (como en el caso del Covid-19) está vinculada a la degradación del medio ambiente y a las interacciones entre los seres humanos y los animales en el sistema alimentario", dice el estudio, que subraya que los europeos están permanentemente expuestos a riesgos ambientales: la contaminación atmosférica -que, aunque ha disminuido considerablemente, sigue siendo la principal causa de mortalidad-, la contaminación acústica y la contaminación química.

«La COVID-19 ha sido una nueva señal de alarma que nos ha llevado a cobrar conciencia inmediata de la relación existente entre nuestros ecosistemas y nuestra salud, así como de la necesidad de enfrentarnos a los hechos: el modo en que vivimos, consumimos y producimos son perjudiciales para el clima y afectan negativamente a nuestra salud" dijo la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria Stella Kyriakides.

En los 27 países de la UE y el Reino Unido, 630.000 muertes podrían atribuirse directa o indirectamente a la contaminación del medio ambiente, según las últimas cifras disponibles (2012), dice el informe, señalando diferencias significativas entre Europa occidental y oriental y según el nivel socioeconómico.

El informe de la AEMA añade que "la contaminación atmosférica sigue siendo la principal amenaza ambiental para la salud en Europa. Cada año, más de 400.000 muertes prematuras son causadas por la contaminación del aire en la UE".

A modo de comparación, la pandemia de Covid-19 ha causado 182.839 muertes desde principios de 2020 en los países de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo, así como en el Reino Unido, según datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE).

En segundo lugar está la contaminación acústica, causante de 12.000 muertes prematuras al año, seguido de los efectos del cambio climático, sobre tod las olas de calor.

Marcadas diferencias entre el este y el oeste de Europa y niveles socioeconómicos

Por ejemplo, Rumania está a la cabeza con casi una de cada cinco muertes relacionadas con la contaminación, mientras que los países con mejores resultados, Suecia y Dinamarca, representan una de cada diez.

Principalmente relacionadas con los cánceres y las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, "estas muertes podrían evitarse eliminando los riesgos ambientales no saludables", señala la AEMA.

"Las personas más pobres están desproporcionadamente expuestas a la contaminación y a condiciones climáticas extremas, incluyendo olas de calor y frío extremo. Esto está relacionado con el lugar donde viven, trabajan y van a la escuela, a menudo en zonas socialmente desfavorecidas y en barrios situados en la periferia de las principales rutas de tráfico", señala el informe.

El agua, los árboles y la naturaleza, fuente de salud

Punto positivo para el medio ambiente europeo: la calidad del agua, "excelente" en más del 85% de los casos para el agua de baño. En cuanto al agua potable, el 74% de las zonas de aguas subterráneas tienen un "buen estado químico".

Según el organismo, para mejorar la salud y el medio ambiente en Europa, se deberían favorecer los espacios verdes como lugares de actividad física, de relajación pero también de integración social, que "refrescan las ciudades durante las olas de calor, mitigan las inundaciones, reducen la contaminación acústica y apoyan la biodiversidad urbana".

Además, los parques y jardines han demostrado ser valiosos para la salud mental y el bienestar durante la pandemia de Covid-19, subraya la agencia europea.

Otras soluciones propuestas por la AEMA son la reducción del tráfico rodado, la disminución del consumo de carne y la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles.

Primer Día Internacional del Aire Limpio

La publicación del informe de la AEMA que señala la responsabilidad de la contaminación atmosférica por cientos de miles de muertes en la UE coincide con la "celebración", el 7 de septiembre, del primer Día Internacional del Aire Limpio para los Cielos Azules.

Esta iniciativa se tomó bajo el paraguas de las Naciones Unidas para "sensibilizar al público y promover medidas para mejorar la calidad del aire". La contaminación del aire es responsable de la muerte prematura de 7 millones de personas en todo el mundo cada año, según la ONU.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible