Ir al contenido principal

Costa Rica: El coronavirus es una alerta temprana que da mayor sentido a la solidaridad y al multilateralismo, dice Costa Rica





“El altruismo y los valores supremos deben orientarnos, no solo porque son los correctos, sino porque no habrá bienestar nacional si no lo hay mundial”, señala el presidente costarricense al tiempo que insta a cortar el gasto militar global y a dedicar esos recursos a combatir la pandemia de COVID-19 y otras lacras que asolan al planeta.
El jefe de Estado de Costa Rica dijo hoy a la Asamblea General de la ONU que el coronavirus “es una alerta temprana de lo que debe enfrentar la humanidad en lo inmediato y en las próximas décadas”.

En su discurso videograbado para la 75ª sesión del órgano de debate, Carlos Alvarado Quesada advirtió que el mundo todavía está al inicio “de este camino que como planeta debemos recorrer juntos y debemos superar”.

Afirmó que frente a la actual emergencia, la solidaridad y el multilateralismo cobran un mayor sentido porque son la vía para superar esta crisis sanitaria y económica, al igual que otros grandes problemas del mundo como el cambio climático, la pobreza y la desigualdad.

“El altruismo y los valores supremos deben orientarnos, no solo porque son los correctos, sino porque hoy tanto el interés altruista como el egoísta se unen en el entendimiento de que no habrá bienestar individual o nacional, si no hay bienestar compartido y mundial”, puntualizó el mandatario.

Al referirse a la vacuna contra el COVID-19, recalcó que ésta debe llegar en primer lugar a las personas más vulnerables y pugnó por apoyar el liderazgo de la Organización Mundial de la Salud en la respuesta multilateral a la pandemia.

"Para #CostaRica es fundamental que las vacunas #COVID19 lleguen en primer lugar a las personas más vulnerables como las personas mayores, personas con factores de riesgo", expresó el presidente @CarlosAlvQ

"La salud es un bien público global ", dijo. pic.twitter.com/waCwp2CFYv
— Noticias ONU (@NoticiasONU) September 23, 2020

Alvarado Quesada destacó el tratamiento de plasma equino desarrollado en su país que permite combatir el virus en las etapas tempranas de su desarrollo y que busca evitar que la persona llegue a requerir una unidad de cuidado intensivo.

Explicó que Costa Rica ha propuesto impulsar el Fondo contra la Economía del COVID-19, que requiere medio trillón de dólares, financiado con el 0,7% del Producto Interno Bruto (PIB) de las economías más grandes y fuertes del mundo para ser intermediado por uno o varios bancos multilaterales de desarrollo, como créditos concesionales a los países en desarrollo. Los fondos serían prestados a largo plazo y a tasas fijas.

“Esta cifra es modesta si se compara con los montos que las economías de altos ingresos han puesto a su disposición para enfrentar las consecuencias internas de la pandemia”, apuntó.

Por otra parte, el presidente costarricense refirió que en 2019 se registró el mayor incremento anual del gasto militar de la última década y planteó que si “al menos una fracción” de esos recursos se utilizara para combatir la pandemia y la crisis climática, la actual generación podría presumir con orgullo “que supo redefinir sus prioridades cuando las circunstancias así lo requirieron”.


Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible