Ir al contenido principal

Ascienden a más de cien las muertes por las lluvias y las inundaciones en Sudán

67 muertos y cientos de miles de afectados en Níger

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok




El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MOHAMED KHIDIR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO
MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El balance de víctimas mortales a causa de las lluvias torrenciales y las inundaciones registradas durante las últimas semanas en Sudán ha ascendido a más de cien, mientras que más de 500.000 personas se han visto afectadas por las mismas.

Las autoridades han indicado que hasta la fecha han muerto 102 personas y 46 han resultado heridas, mientras que 64.000 viviendas han quedado destruidas o han sufrido derrumbes parciales, según ha recogido la emisora sudanesa Radio Dabanga.

Las lluvias han provocado diversos desbordamientos en el río Nilo, incluido a su paso por Jartum Norte, donde las aguas han causado el derrumbe de numerosas viviendas y han provocado que los damnificados hayan tenido que buscar refugio en escuelas locales.

El ministro de Irrigación sudanés, Yasir Abbas, ha señalado que se espera que las aguas vuelvan a su cauce en las próximas semanas, al tiempo que ha apuntado a las lluvias torrenciales en la llanura etíope como causa de estas recientes inundaciones.

En este sentido, ha explicado que, una vez que Etiopía finalice la construcción de su presa en el río Nilo Azul --motivo de disputas con Jartum y El Cairo--, el país estará menos expuesto a las inundaciones durante la temporada de lluvias.

Por su parte, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha señalado que 506.000 personas se han visto afectadas por las lluvias durante las últimas cinco semanas, incluidas 110.000 durante la primera semana de septiembre.

 67 muertos y cientos de miles de afectados en Níger

NIAMEY, 9 Sep. (DPA/EP) -

Al menos 67 personas han muerto y cerca de 32.000 viviendas han quedado destruidas como resultado de las lluvias torrenciales y las inundaciones de los dos últimos meses en Níger, según el último balance ofrecido este miércoles por el Gobierno.

Unas 330.000 personas --38.000 hogares-- se han visto afectados por las inundaciones desde principios del mes de julio, según ha precisado el Ministerio de Emergencias Humanitarias en un comunicado.

Además, cerca de 6.000 hectáreas de cosechas han quedado destruidas por el desbordamiento del río Níger, según el Ministerio. El país del Sahel está en medio de la estación de lluvias, que dura de mayo a octubre, si bien las precipitaciones más intensas suelen registrarse entre julio y agosto.

El país, uno de los más pobres del mundo, se enfrenta a una grave crisis humanitaria como resultado del impacto del cambio climático pero principalmente por la violencia yihadista, que afecta a la región de Diffa (este), en la cuenca del lago Chad, y al oeste del país, fronterizo con Burkina Faso y Malí.

El presidente del país, Mahamadou Issoufou, visitó este martes uno de los barrios de la capital que ha quedado inundado por la crecida del río Níger. El mandatario aseguró que se está llevando a cabo "un plan integral de apoyo a la población, no solo en Niamey sino en el conjunto del territorio nacional", según informó la Presidencia en un comunicado. "Quiero que la población sepa que no está sola", aseguró.


Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible