Ir al contenido principal

Argentina: “De la pandemia, al igual que de la pobreza, nadie se salva solo”





El líder del país suramericano dijo ante la Asamblea General que espera que la solidaridad, el diálogo y la cooperación entre naciones sean el camino para enfrentar los desafíos que tiene la humanidad, e invitó a sus pares a defender el multilateralismo y una vacuna contra el COVID-19 como bien público.
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, hizo un llamado al mundo este martes para recrear un multilateralismo basado en la solidaridad en medio de la actual pandemia de COVID-19.

“No es tiempo de globalizar la indiferencia sino de globalizar la solidaridad en múltiples dimensiones. Esta pandemia nos ha revelado frágiles y ha recreado la necesidad de construir puentes entre personas, entre naciones y entre regiones”, expresó en un mensaje en video a la 75ª Asamblea General de la ONU.

Fernández citó las palabras de su compatriota el Papa Francisco, que pidió a los líderes mundiales pensar en cómo salir “mejores y no peores” de la actual crisis.

“Si estamos uniendo esfuerzos de médicos, investigadores, inversionistas y sistemas científicos de todo el planeta para descubrir una vacuna que prevenga el COVID-19, tenemos que ser capaces de soñar y construir una vacuna contra la injusticia social, la depredación ambiental, la discriminación en todas sus formas”, expresó.

El mandatario aseguró que su gobierno ha priorizado desde el comienzo el espíritu solidario: “porque de la pandemia, al igual que de la pobreza, “nadie se salva solo””, dijo.

Fernández expresó que, desde el comienzo de la emergencia, Argentina ha priorizado la salvaguarda de la vida y el cuidado de los más vulnerables, implementando una serie de medidas de emergencia que permitieron evitar el colapso del sistema de salud y mitigar las consecuencias inmediatas de la pandemia.

Agregó que el país sostiene que la vacuna que se produzca contra la enfermedad debe ser un bien público global accesible para todas las naciones de manera equitativa.

“Nos sumamos a las resoluciones adoptadas en ese sentido por esta Asamblea General y hemos puesto a disposición nuestras capacidades para la investigación y la producción de la vacuna”, apuntó.

"De la pandemia, al igual que de la pobreza, nadie se salva solo”, aseguró el presidente de #Argentina @alferdez en un llamado al multilateralismo y la cooperación mundial.

Fernández también dijo en la #UNGA que su país apoya que la vacuna #COVID19 sea un bien público mundial. pic.twitter.com/ugc8Fxr5zl
— Noticias ONU (@NoticiasONU) September 22, 2020

Reformando el sistema multilateral

Fernández invitó a los líderes mundiales a ser “arquitectos de una nueva casa común” y restablecer las prioridades del sistema multilateral.

“Antes de la aparición de la pandemia, se planteó la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Hay acuerdos sobre rehabilitar la Organización Mundial de Comercio. Se planteó la crisis del mecanismo de las instituciones de Bretton Woods, que habían demostrado limitaciones para responder a la crisis financiera de 2008-2009”, recordó.

El mandatario recalcó que es indispensable adoptar una perspectiva multidimensional de la cooperación más allá del ingreso per cápita para determinar los criterios de elegibilidad para recibir Ayuda Oficial al Desarrollo.

“Más del 60% de los pobres habitan en países de renta media. Si no atendemos a estos países, en forma solidaria, y entendiendo que el verdadero progreso se construye “con todos adentro”, difícilmente logremos realizar avances decididos hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, acotó.

Para ello, consideró, se necesita dinamizar la capacidad de las Naciones Unidas para dar respuesta al mandato para el que fue creada.

“Necesitamos unas Naciones Unidas 4.0, con sus valores fundacionales intactos y con la lucidez para incorporar los inmensos cambios tecnológicos en marcha, para hacerlos más humanos, más democráticos y más inclusivos socialmente. Todo esto marca la necesidad de una profunda reflexión, que trasciende la respuesta dada a la pandemia”, enfatizó.

Fernández añadió que la pandemia del coronavirus se ha llevado la vida de más de un millón de personas, y está dejando dolorosas secuelas que se manifiestan en mayor pobreza, hambre, y desigualdad, poniendo el mundo a prueba.

“Espero que la solidaridad, el diálogo y la cooperación entre naciones, como alguna vez supimos hacerlo, sigan siendo el camino para enfrentar los desafíos que tenemos como humanidad”, concluyó su discurso.



Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible