Ir al contenido principal

Abogados denuncian abusos de los DDHH en las operaciones del Ejército de Camerún contra los separatistas en Bamenda



El presidente de Camerún, Paul Biya




El presidente de Camerún, Paul Biya - 2018 GETTY IMAGES / LINTAO ZHANG - Archivo
MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Abogados de Camerún ha acusado este lunes al Ejército de perpetrar abusos contra los Derechos Humanos en el marco de la operación de seguridad lanzada hace cerca de dos semanas contra presuntos separatistas armados en la ciudad de Bamenda, capital de una de las dos regiones de mayoría anglófona del país.

El organismo ha presentado una petición ante la Fiscalía de la Región Noroeste para presentar su denuncia en torno a la operación 'Bamenda Limpia' y condenar actos de tortura, arrestos ilegales, intimidación, extorsión y detención en aislamiento en lugares desconocidos y sin garantizar el acceso de los sospechosos a sus abogados.

"La continuada ejecución de estos actos ilegales por parte de algunos elementos de las fuerzas de seguridad no sólo muestran un grave desprecio por la protección y el respeto de los Derechos Humanos pero también la prevalencia de la ilegalidad en una crisis en marcha caracterizada por un interminable ciclo de violencia", ha señalado.

Así, pese a reconocer los objetivos declarados por las autoridades para lanzar la operación, el Colegio de Abogados ha alertado de que estos incidentes podrían socavar estos esfuerzos para normalizar la situación en la región, según ha informado el diario 'Journal du Cameroun'.

"Estos excesos sólo pueden ayudar a incrementar el espíritu de desobediencia civil que alimenta el radicalismo, socavando así los esfuerzos realizados por el Gobierno y los actores relevantes para garantizar un retorno a la paz y la justicia", ha zanjado.

El Ejército denunció al lanzar su ofensiva el "clima de terror" en que vive la población de Bamenda debido a los robos y saqueos así como asesinatos de civiles y de miembros de las fuerzas de seguridad por parte de los separatistas y animó a la población a "colaborar" con los efectivos en su operación.

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de estas regiones, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

El conflicto ha dejado ya unos 3.000 muertos. Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), hay ya 60.000 refugiados cameruneses en Nigeria, mientras que otros 679.000 se han visto desplazados dentro del país.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible