Ir al contenido principal

Sindicalistas bolivianos exigen la celebración de las elecciones presidenciales antes de octubre

1000x563_cmsv2_700992db-f9bf-5206-8727-9

Bolivia cumplió este lunes ocho días de protestas en contra del aplazamiento de las elecciones, cuyos efectos ponen más en riesgo en plena pandemia su precario sistema de salud y empiezan a afectar a sectores económicos como los pequeños productores agrarios.

Sindicatos de campesinos e indígenas afines al expresidente Evo Morales, mantienen cortadas varias rutas bolivianas, tras dos intentos fallidos de diálogo del Gobierno interiono de Jeannine Áñez que hubo el fin de semana.

Los comicios previamente previstos para el próximo 6 de septiembre fueron pospuestos por segunda vez por el Tribunal Supremo Electoral a raíz de la crisis del coronavirus en el país. Sin embargo, los manifestantes aseguran que el retraso ha sido una estrategia del Gobierno interino para mantener el poder.

Por suparte, las autoridades han denunciado que los bloqueos impiden el paso de cisternas y camiones que llevan oxígeno medicinal, insumos médicos e incluso alimentos, aunque los movilizados aseguran que les están permitiendo avanzar.

La Alcaldía de La Paz reportó este lunes el fallecimiento de dos pacientes con la COVID-19 en uno de los hospitales municipales por falta de oxígeno y otros treinta "están en riesgo". Por su parte, el ministerio de Salud informó que unas 31 personas habían muerto bajo la misma situación.

Las elecciones ya se habían pospuesto de mayo a septiembre por la emergencia sanitaria en el país por el coronavirus, que acumula 3.640 fallecidos y 89.999 casos de la COVID-19, según datos oficiales.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible