Ir al contenido principal

Haftar rechaza el alto el fuego planteado por el Gobierno libio reconocido por la comunidad internacional

Bandera libia en Sirte

Bandera libia en Sirte - 2011 GETTY IMAGES / MAJID SAEEDI - Archivo
BENGHAZI (LIBIA), 23 Ago. (DPA/EP) -

El Ejército Nacional Libio (ENL) liderado por Jalifa Haftar han expresado este domingo su rechazo al alto el fuego planteado por el Gobierno reconocido por la comunidad internacional y liderado por el primer ministro Fayez al Serraj.

Además, el ENL advierte de que las fuerzas leales al Gobierno de Trípoli están preparando una ofensiva sobre las ciudades estratégicas de Sirte y Al Yufra. El alto el fuego busca "lanzarnos tierra a los ojos", ha afirmado el portavoz del ENL, Ahmed al Mesmari, en rueda de prensa.

"En las últimas 24 horas hemos observado buques de guerra y fragatas turcas avanzando hacia Sirte y están en posición ofensiva", ha denunciado Al Mesmari en referencia Turquía, principal aliado militar de las fuerzas gubernamentales.

Así, ha advertido de que el ENL está listo para responder a cualquier ataque lanzado sobre sus bases en Sirte y Al Yufra. Además ha planteado que estas dos ciudades sean convertidas en zonas desmilitarizadas.

Esta es la primera reacción del ENL desde que el viernes el Gobierno libio planteara la oferta de alto el fuego y ordenara el cese inmediato de las acciones ofensivas a sus fuerzas.

El país vive sumido en el caos desde la caída de Muamar Gadafi en octubre de 2011 pero la situación se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por Haftar lanzaron una ofensiva para hacerse con Trípoli, sede del Gobierno de unidad, tras varios años de intentos infructuosos de lograr una solución política a la fragmentación en diversas administraciones del país.

Sin embargo, la intervención militar turca este año cambió las tornas y ha permitido a las fuerzas leales al Gobierno de Trípoli no solo romper el cerco sobre la capital, sino que han llegado hasta el centro de la costa del país y están a las puertas de la histórica región de Cirenaica, bastión de Haftar. A su vez, el general ha contado con el respaldo de Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Rusia.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible