Ir al contenido principal

Declaran tres días de luto oficial en el Líbano

1000x563_cmsv2_4ba304ce-6a84-5c50-91a2-9

Una explosión brutal como un seísmo

Una descomunal explosión como un terremoto cuya onda expansiva se sintió a varios kilómetros de distancia... La terrible tragedia ocurrida este martes en el puerto de Beirut, en el Líbano, ha dejado más de cien muertos y unos 4.000 heridos, y las cifras, aún provisionales, aumentan.

Un almacén de nitrato de amonio

Tras el humo, un almacén de nitrato de amonio que se incendió. Se trata de una sustancia que puede usarse como fertilizante o explosivo.

Las autoridades aún no han confirmado la causa de la explosión y el Ejército trabaja en las labores de rescate.

En vísperas de la sentencia por el asesinato de Rafik Hariri en 2005

En pleno colapso de la economía, la explosión se produce en vísperas de que se dicte sentencia por el asesinato con coche bomba del ex primer ministro Rafik Hariri en 2005.

"He sido testigo de explosiones con coches bomba y en general suele haber humo negro. Esta vez era rosa y blanco, pero muy denso. Era como un volcán: el impacto y el humo alcanzó miles de kilómetros. Es la primera vez que sucedía algo así en este país", asegura Hadi Nasrallah, testigo de la catástrofe.

Aunque se desconocen las causas de la detonación, los expertos barajan la hipótesis de un ataque con misil contra un depósito de armas del partido-milicia chií libanés Hezbolá.

Tres días de luto oficial

"Los responsables de esta catástrofe pagarán el precio. Es una promesa a los mártires y a los heridos", sentenció el primer ministro libanés Hassan Diab, que ha declarado tres días de luto en el país.

"Es una catástrofe que se ha abatido sobre el Líbano. Que Alá nos proteja", rogó este libanés testigo presencial del siniestro.

Los hospitales, que deben hacer frente a la pandemia reciben a sus puertas cientos de heridos, y han pedido donaciones urgentes de sangre. Las condolencias y ayuda humanitaria llegan desde todo el mundo.

Una investigación sobre un almacén confiscado desde hace años

El director de la seguridad libanesa, explicó que la explosión ocurrió en un almacén con explosivos confiscado desde hace años. Una investigación se ha iniciado sobre por qué se almacenaba una sustancia tan peligrosa en la ciudad.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible