Ir al contenido principal

Mueren tres migrantes sudaneses al ser tiroteados por las autoridades de Libia cuando intentaban huir por mar



fotonoticia_20200728180738_1024.jpg

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Tres migrantes sudaneses han muerto y otros dos han resultado heridos al ser tiroteados por las autoridades libias cuando éstos intentaron huir del puerto de Joms después de que el bote con el que pretendían llegar a Europa fuera interceptado por la Guardia Costera de Libia, según ha denunciado la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

De acuerdo con la OIM, el incidente se produjo el lunes por la noche. Los guardacostas libios interceptaron el bote y lo llevaron de vuelta hasta Libia. Al llegar al punto de desembarque de Jums los migrantes intentaron huir y las autoridades libias abrieron fuego contra ellos para impedirlo.

Como consecuencia de ello, dos migrantes murieron y otros tres resultaron heridos, si bien posteriormente la OIM ha informado de que uno de los heridos falleció de camino al hospital. Los supervivientes han sido detenidos.

"El uso de una excesiva violencia ha resultado una vez más en una pérdida de vidas sinsentido", ha denunciado el jefe de la misión de la agencia de Naciones Unidas en Libia, Federico Soda.

Soda ha reprochado además "la falta de acción para cambiar un sistema que suele fallar a la hora de ofrecer cualquier grado de protección" a los migrantes. "El sufrimiento de los migrantes en Libia es intolerable", ha remachado.

La OIM ha reiterado asimismo que "Libia no es un puerto seguro", por lo que ha repetido su llamamiento a la UE y a la comunidad internacional en general para que emprendan "acciones urgentes para acabar con la devolución de gente vulnerable a Libia".

"Debe establecerse urgentemente un sistema alternativo por el cual la gente rescatada o interceptada en el mar sea llevada a un puerto seguro", ha reclamado la OIM, pidiendo asimismo "una mayor muestra de solidaridad entre los países europeos y los países de la costa mediterránea".

Libia está sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. En estos años, se ha convertido en una plataforma para que los migrantes llegados de todo el continente intenten llegar a Europa por mar. Ante la afluencia de migrantes, Italia y Malta cerraron sus puertos a los barcos de rescate de las ONG.

DENUNCIA EN LA ONU

Este martes, la Asociación para Estudios Legales sobre Migración de Italia (ASGI) y el Instituto para Estudios de Derechos Humanos de El Cairo (CIHRS) han anunciado que presentarán una denuncia contra Italia, Malta y Libia ante el comité de Naciones Unidas que vela por el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Las organizaciones han actuado en nombre de dos migrantes que fueron interceptados en el mar y llevados de vuelta a Libia el pasado 18 de octubre junto a otros 48 migrantes. Estaban en la zona de salvamento marítimo de Malta pero ni las autoridades maltesas ni las italianas atendieron sus llamadas de socorro, esperando a los guardacostas libios.

Los migrantes, denuncian ASGI y CIHRS, "fueron devueltos a Libia y golpeados para obligarlos a desembarcar en un país del que se han esforzado desesperadamente para huir". "De hecho, los migrantes en Libia son explotados, abusados, traficados, extorsionados o deportados ilegalmente", sostienen, según recoge DPA.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible