Ir al contenido principal

Austria impone penas de prisión a contagiados de coronavirus que no respeten la cuarentena

Euronews

1000x563_cmsv2_487ffcfb-4a82-52b7-8f9d-d

En Austria, no respetar el confinamiento puede acarrear hasta penas de prisión.

Y es que en algunos controles a domicilio llevados a cabo a personas contagiadas, los agentes descubren como muchas de ellas no están en casa. Un caso reciente de una mujer de 49 años de la ciudad de Klangerfurt ha llamado la atención de la prensa y la opinión pública.

Tan solo unos días después de que la mujer diera positivo en el test del coronavirus, fue a un centro comercial de la ciudad a transferir dinero en el mostrador de una oficina de correos. No está claro aún si llevaba o no puesta una máscarilla.

Ya frente al juez, la mujer, de origen bosnio, justificó su acción asegurando que se trataba de una emergencia familiar. Tenía que enviar dinero a su hija enferma. La violación le ha costado una multa de 800 euros y seis meses de prisión suspendida.

Euronews ha podido hablar con el juez del tribunal regional de klangenfurt, que justifica la sentencia: "Como portadora que era del COVID-19, esta mujer fue responsable de poner a la gente en peligro", recordaba el magistrado Christian Liebhauser-Karl.

Y es que según recuerdan los expertos, existe un claro riesgo de infección si se pasa varios minutos en un espacio cerrado cerca de una persona con una carga viral elevada. La intención del tribunal no es otra que la de dar alertar a la gente de este hecho: "El aspecto preventivo de este caso es esencial, es decir, se trata de disuadir a otros de cometer delitos similares", nos dice Liebhauser-Karl.

Y puede que no se quede en una simple disuasión. Varios casos penales por violación de cuarentena están actualmecnte abiertos o en apelación en Austria. Y se esperan penas aún más altas.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible