Ir al contenido principal

Al menos 30 personas muertas en un ataque contra varias localidades en el centro de Malí

Ataque en Ogossagou, en el centro de Malí

Ataque en Ogossagou, en el centro de Malí - MINUSMA - Archivo
MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una treintena de personas murieron este miércoles en un ataque perpetrado por hombres armados contra varias localidades situadas en el círculo de Bankass, en la provincia de Mopti, situada en el centro de Malí, según ha informado el diario local 'Le Pays'.

El ataque se produjo a primera hora de la tarde por individuos fuertemente armados que desbordaron a las milicias de autodefensa que contribuyen a garantizar la seguridad de la población, sin que las fuerzas de seguridad malienses intervinieran hasta la mañana siguiente, pese a que el Ejército cuenta con una posición a unos 20 kilómetros de distancia y fue alertado rápidamente.

Los asaltantes llegaron a bordo de cuatro vehículos y una treintena de motos y fueron atacando una a una varias localidades, dejando a su paso muertos, heridos y daños materiales. Según este medio, el balance sería de unos 30 muertos.

Este dato coincide con el ofrecido por la organización Ginna Dogon, una asociación encargada de la protección y la promoción de la cultura dogon, que ha denunciado al menos 32 muertos en el círculo de Bankass "a manos de hombres armados sin fe ni ley". En un comunicado, ha pedido al Gobierno maliense que "adopte todas las disposiciones adecuadas para perseguir a estos terroristas, detenerles y llevarles ante la justicia".

Las fuentes locales consultadas por 'Le Pays' apuntan a que los agresores serían jóvenes peul de la zona que se benefician de apoyo a nivel local. Un notable ha explicado que los jóvenes peul "se han reagrupado en una milicia armada que se beneficia de la ausencia del Estado para asentar una industria criminal alimentada por el robo de ganado, el saqueo de aldeas y el secuestro a cambio de rescate".

Esta zona de la provincia de Mopti se ha convertido en un importante foco de violencia en Malí, donde los ataques y enfrentamientos se han venido sucediendo de forma recurrente.

La creciente actividad yihadista en el país, a manos principalmente de las filiales de Estado Islámico y Al Qaeda, ha alentado también la violencia intercomunitaria entre los peul, tradicionalmente pastores a los que se suele vincular con los grupos islamistas, y los dogon, mayoritariamente agricultores. Este hecho ha provocado continuos ataques y represalias entre ambos grupos étnicos y la creación de grupos de autodefensa para proteger a las comunidades de los rivales.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible