Ir al contenido principal

Putin sube los impuestos a los más ricos al tiempo que defiende la gestión de la pandemia de coronavirus



fotonoticia_20200623185150_1024.jpg

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha anunciado este martes una subida del IRPF para las rentas más altas a partir del próximo año al tiempo que ha defendido la gestión de la pandemia de coronavirus realizada por el Gobierno que ha permitido "salvar miles de vidas".

En un discurso televisado, el mandatario ha anunciado que a partir del 1 de enero del próximo año el IRPF "pasará del 13 al 15 por ciento para aquellos que ganen más de cinco millones de rublos (73.000 dólares) al año". No obstante, ha aclarado que la nueva tarifa no se aplicará a todo el ingreso sino a aquella parte que supere los 5 millones de rublos.

"Eso contribuirá unos 60.000 millones de rublos (874,2 millones de dólares) al presupuesto" al año, ha resaltado, proponiendo que esos fondos se destinen "al tratamiento de los niños con enfermedades graves raras, la compra de medicamentos caros, equipos y medios para la rehabilitación y operaciones con tecnología punta".

Putin ha defendido que el país tiene "los recursos, las capacidades para restaurar rápidamente la economía nacional y volver a la trayectoria de crecimiento" tras la pandemia. Según el presidente, las medidas de apoyo que se han ofrecido a los ciudadanos durante la pandemia no tienen precedentes y han sido posibles gracias a las reservas acumuladas y los indicadores macroeconómicos estables.

Además, ha reivindicado que, al contrario que en otros países, no se ha producido un aumento dramático del desempleo, aunque sí ha reconocido que este ha aumentado y que es necesario ayudar a la población a volver al trabajo, según informa la agencia Sputnik.

SALVAR MILES DE VIDAS

Por otra parte, ha sostenido que las medidas adoptadas en febrero y a principios de marzo frente al coronavirus permitieron "ganar un tiempo precioso y hacer todo lo posible para salvar decenas de miles de vidas". Según el presidente, las restricciones también ayudaron a retrasar el pico de la epidemia entre un mes y medio y dos meses.

Putin ha defendido que el periodo de días no laborables, que decretó entre finales de marzo y mediados de mayo, también ha permitido salvar vidas, al tiempo que ha admitido que todavía hay regiones donde la situación sigue siendo complicada.

El mandatario ha esgrimido que el sistema de salud ruso ha demostrado su capacidad de "responder de manera eficaz a situaciones de emergencia e incrementar sus capacidades en poco tiempo", pero también se han constatado deficiencias que deben ser eliminadas. "Debemos aprender de esta situación", ha sostenido.

"En general, hicimos a la epidemia retroceder (...) pero el virus sigue siendo peligroso. Miles de personas se enfrentan con la enfermedad cada día", ha prevenido el presidente ruso, que ha precisado que las reservas de 180.000 camas en hospitales se mantienen en régimen de alerta máxima, pese a la disminución del número de casos del coronavirus.

Rusia ha registrado hasta el momento 599.705 casos de contagio por COVID-19 y 8.359 víctimas mortales. Además, en todo el país se han realizado más de 17,5 millones de test.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible