Ir al contenido principal

Policías golpean a manifestantes en protesta por la Covid-19 en Ecuador



202005americas_ecuador_coronavirus_0_0.j

Policías en Guayaquil —el epicentro de la pandemia de coronavirus en el Ecuador— habrían usado excesivamente la fuerza para dispersar una manifestación pacífica realizada el 14 de mayo por organizaciones de la sociedad civil, golpeando e hiriendo a participantes.

Los 40 manifestantes expresaban su preocupación ante lo que consideran una falta de medidas oficiales sobre cómo manipular los cuerpos de las personas que se sospecha que han muerto por Covid-19, los fondos insuficientes para abordar la pandemia y los recortes presupuestarios a la educación.

Quince policías llegaron a la manifestación en Parque Centenario, rompieron el distanciamiento social que mantenían los manifestantes y los golpearon con bastones (toletes), según señaló el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH). Diversos videos e imágenes compartidas por otras organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación corroboran estas denuncias. Varios manifestantes resultaron heridos. Los policías agredieron, además, a periodistas que estaban cubriendo la manifestación, según señaló Diario Expreso.

Durante la protesta, la policía también detuvo arbitrariamente a cuatro defensores de derechos humanos, según la Alianza de Organizaciones de Derechos Humanos y el CDH. Por varias horas, ni el personal del CDH ni la Defensoría del Pueblo pudieron contactarse con los detenidos. Según el CDH, el informe policial de la detención indicaba que los cuatro detenidos habían agredido verbalmente a agentes de policía.

En una audiencia judicial que tuvo lugar el 15 de mayo, un juez determinó que la policía no había aportado pruebas de que los detenidos hubieran cometido un delito y dispuso su liberación, estableciendo su inocencia.

Guayaquil es la ciudad ecuatoriana más afectada por la Covid-19. Al 21 de mayo, las autoridades habían confirmado9.392 casos allí, de un total de 35.306 a nivel nacional. Si bien las autoridades en Ecuador han atribuido 2.939 muertes a la Covid-19, el Presidente Lenín Moreno ha reconocido que los conteos oficiales “se quedan cortos”. El análisis de datos de salud pública sugiere que, probablemente, la cantidad de muertes asociadas con la Covid sea mucho mayor. Algunas familias han indicado que las autoridades tardaron días en llevarse cadáveres de las viviendas y que han tenido que visitar varias morgues y hospitales para dar con los cuerpos de sus seres queridos y poder darles digna sepultura.

La rendición de cuentas es fundamental para disuadir futuros abusos policiales. Cabe subrayar que permanece pendiente la investigación sobre graves abusos policiales y actos de violencia por manifestantes durante las manifestaciones multitudinarias de octubre de 2019. Las investigaciones sobre todas estas denuncias son esenciales para que la policía actúe dentro de la legalidad, incluso durante la pandemia.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible