Ir al contenido principal

Periodistas de Deutsche Welle, atacados por la policía en Minneapolis



MOSCÚ (Sputnik) — Los periodistas de la compañía mediática alemana Deutsche Welle fueron atacados por la Policía durante las protestas en Minneapolis, causadas por la muerte del afroamericano George Floyd.




Según un comunicado publicado en la web de la compañía, el reportero Stefan Simons y su operador de cámara Max Foerg fueron baleados por la Policía la noche del 30 al 31 de mayo, "unos minutos antes de la transmisión en vivo". El vídeo del incidente fue publicado en la cuenta de Twitter del medio.

Se precisa que "la Policía exigió que los reporteros abandonaran el sitio de las protestas, a pesar de que presentaron un documento de acreditación".



For the second night in a row, a DW reporter was shot at by US police while reporting on #BlackLivesMatter protests in Minneapolis. In a separate incident, the DW crew was threatened with arrest: https://t.co/lsmN2HrG0L pic.twitter.com/BLOjRUXsFz— DW News (@dwnews) June 1, 2020

​Simons dijo que "podría terminar realmente muy mal".



A DW reporter and his camera operator have been shot at with projectiles by Minneapolis police and threatened with arrest while covering the protests sparked by the death of George Floyd. pic.twitter.com/SFKMv5SFW6— DW News (@dwnews) May 31, 2020

​No es el único incidente con los periodistas ocurrido durante las manifestaciones. El 31 de mayo, se informó que la Policía estadounidense usó gas lacrimógeno contra varios periodistas, entre ellos Mijaíl Turguíev, corresponsal de la agencia rusa RIA Novosti.

Una ola de manifestaciones inundaron Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, de 46 años, el pasado 25 de mayo en Minneapolis en un episodio de violencia policial, un hecho que fue filmado y rápidamente se volvió viral.

© REUTERS / CARLOS BARRIA
Columnista de Forbes explica las razones detrás de las violentas protestas en EEUU

Las imágenes muestran a un oficial de policía blanco que sujeta a Floyd en el suelo con la rodilla en el cuello durante varios minutos. Floyd repetidamente le dice al oficial de policía que no puede respirar hasta que queda inconsciente; poco después murió en un hospital.

El 29 de mayo el policía implicado en la muerte de Floyd fue detenido y acusado de homicidio imprudente.

Las manifestaciones se propagaron en al menos 140 ciudades de EEUU, según informan los medios locales. Las autoridades de varias ciudades declararon el toque de queda para frenar las movilizaciones que ya han derivado en violentos disturbios.

Según el canal CNN, las autoridades han detenido hasta la fecha a más de 4.000 personas que participaban en las protestas.

Sputnik
DW
CNN

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible