Ir al contenido principal

Nuevos brotes de coronavirus obligan a países europeos a reimponer medidas de aislamiento

1000x563_cmsv2_ff2acd74-017d-5bc8-abc2-e

España vivió este lunes el primer día laborable de "nueva normalidad", tras tres meses de restricciones por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, apenas 24 horas después de que levantara el estado de alarma y reabriera sus fronteras, las autoridades se han visto obligadas a retroceder en algunas localidades debido a nuevos brotes de coronavirus en el noreste del país.

Varias comarcas de la comunidad autónoma de Aragón vuelven a la fase dos para aislar los contagios, mientras que Madrid, Cataluña y Murcia que también registran algunos brotes.

En Murcia se trata de un brote debido a un positivo importado de Bolivia que provocó, al menos, 11 contagios en los últimos días.

El Gobierno español dice haber actuado con "contundencia" en Aragón y espera que las medidas de contención sean suficientes. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, precisó que en el país hay once brotes activos que "ya están bajo control".

Los positivos importados preocupan a las autoridades sanitarias una vez que se han abierto ya las fronteras a los países del espacio Schengen europeo y que pronto, en apenas diez días, se extienda al resto del mundo.

El Ministerio de Sanidad notificó este lunes una nueva muerte por coronavirus en las últimas 24 horas, así como 125 contagios confirmados hasta un total de 246.504 casos.

Leer: ¿Cuáles serán los controles sanitarios para los turistas que lleguen a España?

El drama de Tönnies

Alemania también ha tenido que considerar nuevas restricciones en su lucha para contener un grupo de infecciones en la planta de carne Tönnies.

Una calle entera, donde se alojan muchos de los trabajadores extranjeros de la procesadora, ha sido cerrada durante dos semanas

"Es una situación muy extraordinaria. Vivir en cuarentena y ahora también rodeado de una valla, pero pensamos que era necesario demarcar el área. Así la gente sabe que están en cuarentena y que se aplican precauciones especiales de seguridad", dijo Berit Rürup, trabajadora social alemana.

La reapertura de Reino Unido llega con dificultades

El Ejecutivo del conservador Boris Johnson anunciará mañana ante el Parlamento la fecha de apertura de bares y restaurantes, que, según la prensa local, se fijará en el 4 de julio.

Sin embargo, en el norte de Gales, se está considerando un cierre local después de un brote de coronavirus en una fábrica de alimentos en Anglesey. 175 trabajadores han dado positivo. A todo el personal se le ha dicho confinarse y la fábrica ha cerrado sus puertas.

En las últimas veinticuatro horas, el país ha registrado quince nuevas muertes por el virus, lo que eleva el número de fallecimientos hasta los 42.647, aunque algunas estimaciones hechas por expertos sitúan el total de decesos en más de 53.500.

Portugal, obligado a retroceder

El Gobierno de Antonio Costa está reimponiendo algunas medidas de cierre en la capital después de un pico de nuevos casos. Portugal registra al menos 40.000 casos y un poco más de 1.500 muertes por coronavirus.

Estos nuevos brotes fueron localizados, según declaraciones del Gobierno, y su seguimiento podrá mantener bajo control la situación durante la nueva normalidad.

Sin embargo tanto en Francia como en Bélgica hemos visto escenas de poca preocupación por el virus, especialmente entre los jóvenes.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible