Ir al contenido principal

Nigeria registra al menos una violación cada cinco horas



Una mujer participa en una campaña de vacunación contra la poliomielitis en Nigeria - 2005 GETTY IMAGES / CHRIS HONDROS - Archivo





Nigeria ha registrado al menos 717 violaciones entre enero y mayo de este año, lo que supone una cada cinco horas, informó la Policía, días después de que los gobernadores de las provincias declararan el estado de emergencia ante el incremento de los casos en medio de las restricciones por la pandemia de coronavirus.



El inspector de la Policía nigeriana, Mohammed Adamu, quien se ha reunido durante la jornada con el presidente del país, Muhammadu Buhari, ha indicado que durante este periodo de tiempo han sido detenidos 799 sospechosos, mientras que 631 de ellos han sido ya imputados.



"Es de conocimiento público que a causa de las restricciones por la COVID-19 tenemos un aumento de casos de violación y violencia de género", ha señalado, si bien ha incidido en que "la violación y la violencia de género siempre han estado ahí".



Así, ha pedido a la población que denuncie "rápidamente" este tipo de crímenes y ha argumentado que "mantener silencio y no denunciar dará espacio a los responsables para seguir cometiendo estos crímenes", según ha informado la agencia estatal nigeriana de noticias, NAN.







"Se trata de un crimen muy retorcido, es retorcido que una persona cometa una violación o un abuso sexual y hay muchos motivos para ello", ha apuntado, antes de indicar a casos "rituales" o contra familiares. "Estas personas no pueden estar libres", ha recalcado.



Adamu ha indicado que las autoridades nigerianas van a iniciar contactos con actores regionales para hacer frente a la situación. "Tenemos que asociarnos con organizaciones implicadas en esto", ha dicho, al tiempo que ha desvelado que Abuya "trabaja seriamente con la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y otras organizaciones de la sociedad civil".



En las últimas semanas se han registrado varias protestas e iniciativas en redes sociales para reclamar justicia para las víctimas de violaciones y agresiones sexuales, si bien el número de condenas en el país por esos casos sigue siendo bajo, así como el número de denuncias a causa del estigma social.



Esta situación llevó a los gobernadores de los estados de Nigeria a declarar el 11 de junio el estado de emergencia por las violaciones y la violencia sexual contra mujeres y niños.



"Declaramos el estado de emergencia por violencia sexual y de género", indicaron en un comunicado, en el que condenaron "todas las formas de violencia contra mujeres y niños" y se comprometieron a que "los responsables hagan frente a todo el peso de la ley".



Así, pidieron a los gobernadores de aquellos estados en los que aún no haya "leyes relevantes" para la protección ante la violencia sexual y de género que "garanticen una investigación y juicio rápido de los responsables, además de crear un registro de violadores para nombrarlos y avergonzarlos".



El presidente del Foro de Gobernadores de Nigeria (NGF) y gobernador de Ekiti, Kayode Fayemi, explicó además que "se invitará a los comisarios de Policía a que den un informe detallado sobre las acciones adoptadas para fortalecer su respuesta".



Un sondeo publicado en julio de 2019 apuntó que un tercio de las niñas y mujeres de Nigeria podrían haber sufrido algún tipo de agresión sexual antes de cumplir los 25 años, según la cadena de televisión británica BBC.


NAN
BBC
Europa Press

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible