Ir al contenido principal

François Fillon, condenado a 2 años de prisión firme



1000x563_cmsv2_a6a8924c-e32a-5868-8b4b-6

El ex primer ministro francés François Fillon ha sido declarado culpable de malversación de fondos y condenado a cinco años de cárcel, dos de obligado cumplimiento; su esposa que fue por quien se desató el escándalo, ha sido condenada a tres años exentos de cumplimiento.

El Tribunal Correccional de París dictó sentencia este lunes.

El escándalo estalló en 2017 cuando Fillón encabezaba las encuestas para convertirse en presidente de la República francesa.

El semanario satírico "Le Canard Enchaîné" desveló entonces que la esposa de Fillon, Penelope, estuvo contratada durante años como asistenta parlamentaria suya y de su suplente sin que dejara rastro de su trabajo en la Asamblea Nacional ni en el Senado.

La acusación, en un principio minimizada por la campaña del político conservador, que encabezaba las encuestas, fue cobrando amplitud, con nuevos detalles que acabaron por minar su carrera hacia el Elíseo.

CANDIDATO HASTA EL FINAL

Fillon, a quien importantes figuras de su partido pidieron incluso que abandonara, se aferró al puesto de candidato que había ganado en unas primarias, las primeras que organizaba la derecha francesa.

El hombre que había dirigido el Gobierno durante toda la presidencia de Nicolas Sarkozy, el más longevo en el cargo, acabó tercero en la primera vuelta, por detrás de la ultraderechista Marine Le Pen y del socioliberal Emmanuel Macron, que acabó por ganar las elecciones.

Fillon, que ahora tiene 66 años, está alejado de la política.

La acusación consideró que entre 1998 y 2013, la esposa del político se embolsó 613.000 euros en diferentes contratos sin dejar pruebas de ninguna función, lo que consideró una malversación de fondos.

COMPLOT

La defensa, que se obstinó en presentar pruebas del trabajo de Penelope como asistenta aunque en la distancia, desde su circunscripción electoral en el centro del país, había pedido la absolución, mientras que el expolítico no dejó de denunciar un complot.

Una tesis que recobró fuerza cuando la pasada semana la magistrada que dirigía entonces la Fiscalía que dirigió la investigación denunció en una comisión parlamentaria presiones de su jerarquía en aquel caso.

Eliane Houlette, actualmente jubilada, matizó que la intervención fue en temas de procedimiento, con constantes peticiones de información, no de fondo, pero sus palabras motivaron que el presidente, Emmanuel Macron, ordenara la apertura de una investigación al Consejo Superior de la Magistratura.

Pese a estas circunstancias, el Tribunal ha rechazado que se reabriera la vista oral, descartando la tesis del ataque político que denuncia Fillón.

.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible