Ir al contenido principal

COVID19: El 63% de los trabajadores de prensa en América Latina vieron sus empleos afectados

Patrick Baz / AFP

Patrick Baz / AFP
La crisis económica del sector de trabajadores de prensa que la COVID19 vino a profundizar provocó que el 63,8 por ciento de los periodistas y comunicadores latinoamericanos sufriera cambios negativos en su trabajo. El dato se desprende de la última encuesta realizada por la Federación Internacional de Periodistas (FIP) entre sus organizaciones afiliadas en toda América Latina y El Caribe. “A la hora de puntualizar en los cambios negativos, un 16,7% ha sido suspendido y casi la mitad de los casos se mueven entre reducciones de carga de trabajo, achicamiento de la jornada laboral y no renovación de contratos temporales”, afirma el documento de la FIP.

En línea con esta caída, registrada en empleos formales, los trabajadores freelance disminuyeron más de un 20 por ciento con respecto al 2019: antes de la pandemia, este tipo de contratación representaba un 35 por ciento del empleo y hoy ese número alcanza sólo al 12 por ciento del universo consultado.

Otro fenómeno grave que arrojó la consulta de la Oficina Regional de FIP para América Latina y El Caribe fue la falta de sindicalización de los trabajadores de prensa: solo un 35% dijo estar afiliado a un sindicato, mientras otro 30% reconoció estar integrado a algún otro tipo de entidad gremial. Esta falta de organización se da en un contexto en que tanto la defensa de los derechos laborales como las iniciativas solidarias entre trabajadores se vuelve vital para atravesar la crisis económica y social.

Desde la FIP se ha dado cuenta, tanto en redes como en su web, de numerosas actividades gratuitas organizadas por las distintas organizaciones afiliadas a la Federación: capacitaciones en bioseguridad, derechos laborales, nuevos perfiles periodísticos y distintas áreas de estudio que hacen a la capacidad de trabajo de los periodistas.

En este sentido, y observando cómo el desarrollo de esta crisis desembocará en un cambio paradigmático en la manera en que los trabajadores de prensa nos ganamos la vida, desde la FIP elaboraron una plataforma, a la que se sumó la FAPE, para construir, junto a periodistas de todo el mundo, un horizonte más equitativo y descentralizado a la hora de plantear la profesión y la producción de la información periodística, una instancia cuya problemática ha sido ya expuesta por la infodemia.

Esa plataforma plantea la necesidad de aplicar un impuesto a las grandes empresas tecnológicas que no tributan por las ganancias producidas en la mayor parte de los territorios nacionales donde operan, generando 900 billones de dólares alrededor del mundo anualmente.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible