Ir al contenido principal

Síndrome inflamatorio en niños y coronavirus: la OMS pide a los médicos estar alerta

Aunque raro, el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico ha llevado a varios niños en países como Estados Unidos e Italia a la unidad de cuidados intensivos. La agencia de salud de la ONU aclara que algunos han dado positivo para COVID-19 y otros no, por lo que llama a la comunidad médica a estar en alerta y colaborar para obtener más información sobre el síndrome.



La Organización Mundial de la Salud pidió este viernes a todos los médicos del mundo que trabajen urgentemente con las autoridades nacionales y esa agencia para caracterizar el grave síndrome clínico que se está presentando en algunos niños en Europa y América de Norte y que podría tener un vínculo con el coronavirus.

Se trata de una afección inflamatoria multisistémica con características similares a la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de shock tóxico, y los informes iniciales suponen que puede estar relacionado con el COVID-19.

“Es fundamental caracterizar de manera urgente y cuidadosa este síndrome clínico, comprender la causalidad y describir las intervenciones de tratamiento”, subrayó el director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus.

Es fundamental caracterizar de manera urgente y cuidadosa este síndrome clínico.
El doctor Tedros informó que, junto a la red clínica global que ha sido puesta en marcha para el COVID-19, la Organización ha logrado una definición de caso preliminar y que este fin de semana se publicará un resumen científico sobre el llamado Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico.

“Pido a todos los médicos de todo el mundo que trabajen con sus autoridades nacionales y con la OMS para estar alerta y comprender mejor este síndrome en los niños”, dijo Tedros.

La doctora Maria Vankherhove explicó que lo que se necesita es recoger más información de manera sistemática, ya que que se tiene muy poca y el panorama es confuso con respecto a su relación con el coronavirus.

“Algunos niños han dado positivo para el COVID-19 y otros no, entonces realmente no podemos confirmar si está asociado o no. Es por ello por lo que necesitamos recolectar información estandarizada, se trata de un síndrome que es raro que ocurra, pero cada vez más recibimos más informes al respecto”, apuntó.

La doctora aseguró que a medida que se obtenga más información será posible desarrollar un tratamiento y que a pesar de que el síndrome ya tiene nombre, aún no tiene una descripción clara.

image1170x530cropped.jpg

Un niño se lava las manos en Gicumbi, Rwanda.

Mensaje para los padres de familia

El director de emergencias de la OMS, el doctor Mike Ryan, recalcó que los padres de familia deben saber que la aparición de estos casos no significa que la enfermedad del coronavirus haya cambiado la manera en la que afecta los niños.

“A medida que los números de casos de cualquier enfermedad comienzan a crecer, se empiezan a encontrar síndromes raros. Entonces puede ser que no hubiéramos visto la enfermedad aparecer en pocos casos, pero si llegamos a 90 o a 100 o a un millón, podríamos estar presenciando un posible efecto muy raro de la infección que puede ser que esté o no relacionado. Es muy importante que los padres y los niños sepan que esto no representa un cambio fundamental en la manera como el virus afecta a los pequeños”, aclaró el experto.

Ryan recordó que el COVID-19 es una enfermedad nueva, y que cuando este tipo de virus cruza la barrera humano-animal muchas veces no ataca específicamente a un órgano.

“Por ahora hemos visto un síndrome respiratorio que reconocemos porque a los pacientes les cuesta respirar y les da neumonía, también hemos visto síntomas cardiovasculares con efectos en el corazón y el sistema sanguíneo, y además hemos visto afecciones en el cerebro, en el sistema neurológico en algunas personas mayores”, agregó.

El experto afirmó que también se desconoce si estos síntomas o síndromes raros están asociados directamente con el virus o son un resultado del sistema inmune.

“En muchas enfermedades emergentes vemos ambas cosas. El virus como tal causa daño y la respuesta inmune también, por ejemplo, con el Ébola el sangrado que está asociado a la enfermedad no es una causa del virus, sino que la respuesta inmune impide que la sangre pueda coagularse.”

Ryan destacó que es vital aclarar hasta qué punto este síndrome inflamatorio está relacionado con el COVID-19, y si está causado por el virus o por la respuesta inmune, para poder desarrollar un tratamiento.

“Síndromes como el de Kawasaki y el síndrome de shock tóxico son muy raros, ocurren en todas las poblaciones, pero con una incidencia muy baja. Es algo así como el síndrome de parálisis flácida aguda, que lo utilizamos para definir que un niño tiene una enfermedad paralítica, y luego les hacemos pruebas para el virus del polio, y solamente en pocos casos lo encontramos. En este caso necesitamos buscar el grupo de síntomas que hay, y entender qué los está causando, puede que no todos sean por el COVID-19”, dijo.

image1170x530cropped.jpg

La investigación está en marcha para desarrollar una vacuna contra el coronavius

Plataforma para compartir datos y propiedad intelectual del COVID-19

Los investigadores están trabajando a una velocidad vertiginosa tanto para comprender el virus como para desarrollar posibles vacunas, medicamentos y otras tecnologías.

Las iniciativas de la OMS están uniendo esfuerzos en muchos frentes para garantizar la existencia de terapias y vacunas seguras, efectivas y asequibles en el menor tiempo posible.

“Estas herramientas brindan una esperanza adicional de superar el COVID-19, pero no acabarán con la pandemia si no podemos garantizar un acceso equitativo a ellas”, aseguró Tedros Adhanom Gebreyesus.

El director de la OMS explicó que es por ello por lo que, a partir de la iniciativa impulsada por Costa Rica, se planea impulsar entre los países durante la próxima Asamblea Mundial de la Salud -que se celebrará la semana entrante-, la creación de un depósito de tecnología para cualquier herramienta que pueda funcionar contra la enfermedad.

En estas circunstancias extraordinarias, necesitamos liberar todo el poder de la ciencia.
“En estas circunstancias extraordinarias, necesitamos liberar todo el poder de la ciencia, ofrecer innovaciones que sean escalables, utilizables y que beneficien a todos, en todas partes, al mismo tiempo. Los modelos de mercado tradicionales no se entregarán a la escala necesaria para cubrir todo el mundo. La solidaridad dentro y entre los países y el sector privado es esencial si queremos superar estos tiempos difíciles”, recalcó Tedros.

La iniciativa, que se lanzará el próximo 29 de mayo, y que también cuenta con el apoyo de Chile, consiste en una plataforma para el intercambio abierto y colaborativo de conocimientos, datos y propiedad intelectual sobre herramientas de salud existentes y nuevas para combatir el COVID-19.

“Solamente juntos y con multilateralismo podremos derrotar el coronavirus, no podemos ser nacionalistas o egoístas, ahora es tiempo de la solidaridad, y trabajar juntos es una oportunidad para que la humanidad demuestre de qué estamos hechos”, expresó el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, quien participó de la conferencia de prensa habitual de la OMS.

La propuesta hará parte de una llamada de acción en una resolución que se espera sea aprobada durante la Asamblea Mundial de la Salud, que comienza el lunes.

Escucha y comparte la noticia gratuitamente en tu emisora o podcast



  • __item.product__ __item.duration__
image100x100cropped.jpg
image100x100cropped.jpg
image100x100cropped.jpg

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible