Ir al contenido principal

Setenta y cinco años después de la derrota nazi, la paz y la unidad son más necesarias que nunca





Los días 8 y 9 de mayo, la ONU recuerda a los millones de personas que perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial, el trágico conflicto militar que dio lugar al nacimiento de las Naciones Unidas. La victoria sobre el fascismo y la tiranía en mayo de 1945 marcó el inicio de una nueva era. La devastación ocurrida propició que se apreciara la importancia de la cooperación internacional.
En un video mensaje publicado este viernes, el Secretario General de la Organización, António Guterres, advirtió este viernes que actualmente todavía persisten las consecuencias surgidas de la contienda y reclamó un mundo basado en la paz y la unidad.

En su mensaje, Guterres rindió homenaje a las personas que fallecieron durante la Guerra y recordó su sacrificio. También indicó que la victoria sobre el fascismo y la tiranía en mayo de 1945 marcó el "inicio de una nueva era", pero que "no debemos olvidar jamás el Holocausto ni los demás crímenes, graves y terribles cometidos por los nazis".

Ese mismo año y tras el fin del conflicto nacían las Naciones Unidas cuya misión principal es la de salvar a las generaciones venideras de los horrores de la guerra.

La devastación ocurrida entre los años 1939 y 1945 propició que se apreciara la importancia de la cooperación internacional.

La división y el odio se propagan, al igual que el coronavirus

Setenta y cinco años después de la contienda, el máximo responsable de las Naciones Unidas señaló que la pandemia de COVID-19 sólo puede ser derrotada por una comunidad internacional que trabaje en estrecha colaboración, pero que, aun así, aparecen "nuevos intentos de crear divisiones y sembrar el odio".

Por eso, Guterres llamó a una alianza mundial para abordar y contrarrestar lo que denominó "el tsunami del odio y la xenofobia" que ha aumentado paralelamente al recuento mundial de casos de COVID-19.

El jefe de la ONU se refirió a los ejemplos de discurso que incitan al odio que han surgido durante la crisis, que van desde el sentimiento anti extranjero, hasta las teorías de conspiración antisemita y los ataques contra los musulmanes.

Al conmemorar este año el aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial y el nacimiento de las Naciones Unidas, Guterres instó al mundo a "recordar las enseñanzas de 1945 y unidos" buscar "la forma de acabar con la pandemia y de construir un futuro de paz, seguridad y dignidad para todos".

image1170x530cropped.jpg

Rosemary DiCarlo, secretaria general adjunta de Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz, se dirige al Consejo de Seguridad.

Los perturbadores ecos del pasado

Haciéndose eco del testimonio de Guterres, la secretaria general adjunta de Asuntos Políticos de la Organización, Rosemary DiCarlo, advirtió que hoy en día "se escuchan inquietantes ecos del pasado" durante una reunión del Consejo de Seguridad celebrada este viernes con arreglo a la llamada "fórmula Arria" *.

"Las voces del populismo, el autoritarismo, el nacionalismo y la xenofobia se hacen oír cada vez más fuerte. Debemos enfrentarnos a quienes arrastran al mundo a un pasado violento y vergonzoso", sentenció.

*Reuniones oficiosas, fuera de la actividad del Consejo, convocadas a iniciativa de uno o varios de sus miembros.


Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible