Ir al contenido principal

Más de 1.556 muertos por coronavirus en Irán, que critica efecto de sanciones

5bdda521dfee877460f7bdb620ebc811

Teherán, 21 mar (EFE).- El número de fallecidos por el coronavirus aumentó este sábado a 1.556 en Irán, cuyas autoridades denunciaron el adverso efecto que tienen las sanciones estadounidenses en la lucha contra la pandemia.

Según las últimas cifras del Ministerio de Salud, se ha confirmado desde ayer el contagio de otras 966 personas, 123 de las cuales han perecido, unos números inferiores a la víspera.

Con estos datos, se eleva a 20.610 el total de contagiados por COVID-19 en el país, de los que 1.556 han muerto y 7.635 ya se han recuperado.

Pese a la gravedad de la situación, EE.UU. va a continuar con su "política de máxima presión" contra Teherán, reconoció Brian Hook, el encargado de Irán del Departamento de Estado, quien afirmó recientemente que las sanciones no impiden la llegada de ayuda.

Aunque los medicamentos y los alimentos están exentos de las sanciones, la realidad es que al estar penalizadas las transacciones financieras con Irán cualquier importación es complicada, por lo que numerosas organizaciones y países han donado material médico a Teherán.

Por ello, el presidente iraní, Hasan Rohaní, pidió en una carta dirigida al pueblo de EE.UU. que "detenga este capítulo oscuro en la historia estadounidense".

"Las sanciones han socavado drásticamente la capacidad del pueblo iraní para combatir el coronavirus y, como resultado, algunos ciudadanos están perdiendo la vida", denunció Rohaní.

En la misiva, difundida hoy por los medios oficiales, el presidente subrayó asimismo que "incluso en estas circunstancias de pandemia, el Gobierno de EE.UU. no ha abandonado su política maliciosa de máxima presión y, por lo tanto, en la práctica ayuda a la propagación de este virus con sus sanciones".

"Cualquier actor hostil que busque socavar el sistema de salud de Irán y restringir los recursos financieros necesarios para enfrentar la crisis, socavará la lucha contra la pandemia en todo el mundo", apostilló.

Por su parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, criticó ayer que "la Administración estadounidense se enorgullece de matar a ciudadanos iraníes" y muestra un "absoluto desprecio por la vida humana".

Zarif aseguró que Irán no se rendirá ante esta presión, que comenzó en mayo de 2018, cuando Washington se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear con Teherán y anunció que volvía a imponer sanciones al país persa.

(c) Agencia EFE

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible