Ir al contenido principal

Corea del Sur vuelve a promover el distanciamiento social y el estricto cumplimiento del autoaislamiento en medio del constante aumento de infecciones de coronavirus

Seúl, 27 de marzo (Yonhap) -- Corea del Sur ha vuelto a instar a sus ciudadanos, este viernes, a que permanezcan en casa y eviten la reuniones masivas durante el fin de semana, así como a que cumplan las reglas de autoaislamiento en caso de que hayan regresado al país desde el extranjero, a medida que los grupos de infección siguen surgiendo en medio de un aumento en los casos importados de coronavirus.



Los miembros del personal médico, vestidos con equipamiento de protección sanitaria, realizan preparativos frente a una instalación para las pruebas del nuevo coronavirus, el 26 de marzo de 2020, en un hospital en la ciudad de Daegu, azotada por el coronavirus.

Los miembros del personal médico, vestidos con equipamiento de protección sanitaria, realizan preparativos frente a una instalación para las pruebas del nuevo coronavirus, el 26 de marzo de 2020, en un hospital en la ciudad de Daegu, azotada por el coronavirus.

Los 91 casos nuevos, detectados el jueves, estuvieron por debajo de los 104 casos del día previo y llevaron el total de infecciones en el país a 9.332, de acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés). Se trata del 16º día consecutivo en el que la cifra de infecciones reportadas diariamente se mantuvo en alrededor de 100 o menos.



Asimismo, se reportaron 8 víctimas mortales más por el COVID-19, alcanzando un total de 139. El KCDC reportó que 56 pacientes se encuentran en estado crítico de salud.



El número total de casos importados se incrementó en 13 infecciones, hasta llegar a 144.



En general, la tasa de mortalidad del país, a fecha del jueves, fue del 1,49 por ciento. En particular, para las personas infectadas mayores de 80 años se situó en el 15,19 por ciento, según el KCDC.



Corea del Sur comenzó a implementar, el domingo, reglas más estrictas de distanciamiento social para frenar la pandemia del nuevo coronavirus, que se originó en China el año pasado.



El Gobierno ha urgido firmemente a los ciudadanos a permanecer en sus hogares, excepto para cumplir con necesidades o trabajos esenciales, y, al mismo tiempo, ha restringido las reuniones religiosas, actividades deportivas bajo techo y la asistencia a instalaciones de entretenimiento, tales como clubs nocturnos.



Corea del Sur ha implementado una cuarentena de dos semanas y pruebas del virus obligatorias para todos los viajeros procedentes de Europa que hayan llegado al país para una estadía a largo plazo -independientemente de si presentan síntomas-, con la intención de contener las infecciones importadas. A partir de este viernes, los viajeros procedentes de Estados Unidos para una estadía a largo plazo tendrán que cumplir con un autoaislamiento de dos semanas en sus hogares.



Yoon Tae-ho, un funcionario de alto rango del Ministerio de Salud y Bienestar Social, dijo que alrededor de 40 personas han violado las reglas de autoaislamiento, hasta la fecha, instando a aquellos que lleguen al país desde el extranjero a cumplir estrictamente las normas.



Corea del Sur se ha comprometido a adoptar una postura de tolerancia cero al lidiar con los infractores. Los surcoreanos que violen las reglas se enfrentarán a demandas y los extranjeros serán deportados.



Se ha sugerido a los viajeros procedentes de Europa y EE. UU. que usen sus propios vehículos al regresar a sus hogares o sitios de estadía. En caso de que no tengan un automóvil propio, el Gobierno les conseguirá transporte en autobuses y trenes, dijo Yoon.



A partir del lunes, cualquier pasajero con una temperatura corporal mayor de 37,5 grados centígrados tendrá prohibido abordar vuelos con destino a Corea del Sur, dijeron los funcionarios.



La directora general del KCDC, Jeong Eun-kyeong, dijo que Corea del Sur está considerando requerir que los viajeros entrantes procedentes de los países del Sudeste Asiático se sometan a una cuarentena domiciliaria de dos semanas.



Tailandia y Filipinas han reportado 1.045 y 707 infecciones, respectivamente, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.



Daegu y la provincia de Gyeongsang del Norte -las dos regiones más afectadas por el coronavirus- reportaron 34 y 9 casos nuevos, respectivamente.



Las ciudades de Seúl e Incheon y la provincia circundante de Gyeonggi reportaron 26 casos nuevos, acumulando 830 infecciones.



Hasta el momento, 4.528 pacientes se han recuperado del nuevo coronavirus, mientras que 4.665 están recibiendo tratamiento en Corea del Sur. El país ha sometido a la prueba del virus a 376.961 personas desde el 3 de enero. El primer caso en el país se detectó el 20 de enero.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible