Ir al contenido principal

Revivir el espíritu de Mosul comienza en las aulas

UNESCO



ekhlas-web.jpg?itok=a22C6Xqj



Cuando los extremistas violentos ocuparon Mosul, no podíamos ir a la escuela porque nos enseñaban a matar

Ahmed Mohammed Alí
La Escuela Primaria de Al Ekhlas ha sido un emblema de la parte oeste de la Ciudad Vieja de Mosul durante casi 60 años. En 2016, la guerra acabó con muchos de los sueños de prosperidad de sus estudiantes y sus familias.

“Cuando estudié en Al Ekhlas era muy joven”, cuenta Ahmed Mohammed Alí, de 12 años, recordando sus días en la escuela. “Y todavía no puedo olvidar los días en que jugábamos, dibujábamos y estudiábamos juntos. Cuando los extremistas violentos se apoderaron de Mosul no podíamos ir a la escuela porque nos enseñaban a matar”.

Tras la liberación de Mosul, en 2017 parte del personal y los docentes de Al Ekhlas fueron absorbidos por otra escuela, cuyos docentes organizaron turnos y lograron mantener escolarizados a al menos 400 alumnos. El resto de los estudiantes, y particularmente las niñas, fueron trasladados a otros centros, pero no sin consecuencias. Muchos abandonaron la escuela, en gran parte debido a que esas escuelas estaban lejos y llegar hasta allí era caro.

De la mano de la educación, la iniciativa de la UNESCO “Revivir el espíritu de Mosul” no solo se propone recomponer lo material, sino también reparar el impacto psicosocial que el conflicto dejó entre los niños y los jóvenes.

En el marco del proyecto “Voces de los niños del Viejo Mosul”, financiado por el Gobierno del Japón, la UNESCO trabaja para reconstruir escuelas y dar a los maestros recursos para fomentar la paz en la mente de sus alumnos y de la comunidad en general.
La escuela de Al Ekhlas representa una parte importante del patrimonio cultural de Mosul. Todos los años recibimos a muchos niños que desean matricularse, especialmente desde que empezó la rehabilitación de su infraestructura y la reconstrucción de las viviendas cercanas

Radhwan Abd Ahmed, director de la escuela
“La escuela de Al Ekhlas representa una parte importante del patrimonio cultural de Mosul. Todos los años recibimos a muchos niños que desean matricularse, especialmente desde que empezó la rehabilitación de su infraestructura y la reconstrucción de las viviendas cercanas”, explica su director, Radhwan Abd Ahmed, que agrega que estos esfuerzos están alentando a los desplazados a regresar a la ciudad. Pero esta buena noticia requiere también acción: “Las escuelas actuales, ya superpobladas y con más de cien alumnos por aula, no pueden abarcar el número creciente de matrículas. Con la reconstrucción de Al Ekhlas esperamos dar nuevas oportunidades a nuestros niños y  animarlos a volver a clase”.

El objetivo de la UNESCO es garantizar que las escuelas primarias, coordinadas por el ministerio de Educación en Mosul, sean entornos seguros donde los estudiantes prosperen, aprendan y se relacionen con los demás con cuidado y respeto. A largo plazo, se trata de prevenir la violencia fomentando la tolerancia y la coexistencia pacífica. En enero de 2020 se alcanzó un primer hito, cuando la empresa ARCO, Arquitectura y Cooperación, completó el diseño de Al Ekhlas, al que estudiantes, familias y personal docente habían aportado ideas.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible