Ir al contenido principal

Modelos de cooperación para transformar el sector agrícola



homescreen.gif

12 de febrero de 2020, New York - La senda para reducir unos niveles inaceptables de hambre "pasa por nuestra capacidad para transformar el sector agrícola", aseguró hoy el Director General de la FAO, QU Dongyu, en un panel de alto nivel de expertos de la ONU. "Necesitamos una agricultura más inteligente que trabaje con la naturaleza -y no en contra de ella-, que valore y remunere adecuadamente la contribución de los pequeños campesinos, pescadores, pastores y pueblos indígenas no sólo a la alimentación, sino a la conservación de la biodiversidad y al mantenimiento de los servicios ecosistémicos", explicó Qu.

El Director General hizo estas observaciones en el evento "Abordar el hambre: cooperación Sur-Sur y triangular para transformar la Agricultura" (Targeting Hunger: South-South and Triangular cooperation for Transforming Agriculture) un diálogo interactivo celebrado en la sede de las Naciones Unidas y convocado por el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

"El hambre es un azote impropio de nuestra era", declaró Tijjani Muhammad-Bande, presidente del 74º período de sesiones de la AGNU. "Tenemos la capacidad técnica y otros recursos para acabar con ella", añadió. Para Mohammad-Bande, los esfuerzos para lograr el Hambre Cero deben ser y serán "integrados en el marco general para la erradicación de la pobreza".

Más de 820 millones de personas en el mundo sufren de hambre, según la medida de la prevalencia de la desnutrición, mientras que dos mil millones de seres humanos experimentan regularmente una inseguridad alimentaria moderada o grave, advierte el informe de la FAO El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019.

Vías de cooperación La FAO ha estado a la vanguardia de la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular desde hace más de 40 años, ha recaudado más de 370 millones de dólares EEUU para proyectos y desplegado más de 2 000 expertos y técnicos en 80 países para fomentar la transferencia de soluciones y tecnologías. Esos intercambios permiten la difusión efectiva de conocimientos, experiencia y tecnologías de agricultura sostenible y climáticamente inteligente a los pequeños agricultores, según Qu.

Los participantes en el diálogo de hoy coincidieron en que se necesitan intervenciones de políticas clave que favorezcan a los pequeños campesinos en cuestiones como la prestación de apoyo técnico, el acceso a la financiación y a instrumentos para mitigar las condiciones meteorológicas adversas y los riesgos, el acceso a mercados e instalaciones de almacenamiento, y la investigación y las tecnologías que respondan a sus necesidades específicas. Los acuerdos de cooperación a medida permiten encontrar soluciones locales que pueden ampliarse e impulsar la autosuficiencia, y requieren apoyo fiscal para los sectores productivos y sociales de los países en que persiste la inseguridad alimentaria.

El responsable de la FAO señaló además que la Iniciativa Mano a mano que puso en marcha el año pasado impulsará la implementación de proyectos de cooperación Sur-Sur y triangular innovadores y de gran repercusión. La iniciativa está concebida para identificar y centrarse en esferas en las que la brecha entre el potencial agrícola y el desarrollo efectivo es tan grande que la inversión puede ayudar a sacar a las personas de la pobreza y el hambre.

"El objetivo es comprender dónde y cómo la inversión, la innovación, las políticas y el cambio institucional pueden ayudar a hacer de la transformación del sistema agroalimentario un motor para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)", indicó Qu. Añadió que la clave de las acciones previstas es ampliar las asociaciones con diversos grupos de actores, incorporar nuevos miembros a los países que han defendido con firmeza las asociaciones Sur-Sur y triangulares, crear alianzas con instituciones académicas y de investigación, y reforzar los lazos con el sector privado, necesario para "lograr un impacto a gran escala". La FAO proporcionará a sus miembros un apoyo diferenciado en materia de creación de capacidad, ayudando tanto a los proveedores como a los receptores de la ayuda a "permitir a los países gestionar eficazmente los intercambios y participar en una cooperación Sur-Sur y triangular efectiva y mutuamente beneficiosa".

"La FAO puede hacer mucho", concluyó Qu, añadiendo que "juntos podemos hacer más y podemos hacerlo de forma más rápida y viable para alcanzar los ODS".

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible