Ir al contenido principal

Guterres: Hay que actuar de inmediato para evitar una guerra civil en toda regla en Libia



"Nos enfrentamos a un claro riesgo de una escalada regional" advertía este domingo en Berlín el Secretario General de las Naciones Unidas en relación con el conflicto en Libia que enfrenta al Gobierno de Acuerdo Nacional, reconocido por la ONU, y al Ejército Nacional Libio, comandado por el general Khalifa Haftar, que controla el este del país.

António Guterres destacó en la Conferencia Internacional de Paz sobre Libia, celebrada en la capital alemana, que el país africano está envuelto en un conflicto "cada vez más profundo y destructivo" y en el que se están involucrando un número creciente de agentes externos.

"Ha llegado el momento de actuar de modo inmediato y decisivo para evitar una guerra civil en toda regla. Un conflicto de esa índole podría llevar a una pesadilla humanitaria y dejar al país vulnerable a una división permanente", observó.

Del mismo modo, el titular de la ONU destacó las consecuencias que el conflicto provoca en el sur del Mediterráneo y la región del Sahel: "más terrorismo, más trata de seres humanos, más contrabando de drogas y armas y de personas".

image1170x530cropped.jpg

Foto de familia de la Conferencia Internacional de Paz celebrada este domningo en Berlin.

No se logra detener al terrorismo en África

Guterres recordó que desde el pasado mes de abril la escalada del conflicto en los alrededores de Trípoli ha matado y herido a miles de personas, incluidos cientos de civiles, y que se ha desafiado al derecho internacional humanitario reiteradamente.

"Más de 170.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Más de 220 escuelas de Trípoli están cerradas, lo que priva a 116.000 niños y niñas de su derecho humano básico a la educación. Los migrantes y refugiados, atrapados en centros de detención cercanos a los combates, también se han visto afectados y siguen sufriendo en condiciones horribles", explicó.

Tras destacar el escaso éxito de la lucha contra el terrorismo en el continente africano y poner como ejemplo la situación en el Sahel y el lago Chad, Guterres destacó que será un objetivo difícil de lograr sin paz y estabilidad en Libia.

"Hoy nos reunimos para cumplir con nuestra parte de garantizar una solución pacífica de la crisis de Libia y que el pueblo de Libia -y, de hecho, el mundo- necesita tan desesperadamente".

El Secretario General reiteró su llamado "a todos los que participan directa o indirectamente en el conflicto" a hacer todo lo posible "para lograr un cese eficaz de las hostilidades" y pidió el cese inmediato de las violaciones del embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad

Asimismo, celebró el acuerdo de alto el fuego acordado por rusia y Turquía el pasado domingo y se comprometió a trabajar de manera conjunta para aprovechar el impulso y fortalecer los acuerdos del cese de hostilidades.

"Instamos a las partes libias a entablar un diálogo de buena fe sobre cuestiones políticas, económicas y militares en un proceso inclusivo dirigido y controlado por Libia".

Guterres destacó que el Comunicado final de la conferencia reitera los principios fundamentales para la preservación de la paz y la seguridad internacionales, como la soberanía y la no injerencia y el respeto del derecho internacional, incluidas las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones.

También incluye un mecanismo de seguimiento concreto para mantener el impulso y hacer un seguimiento de los progresos.

El Secretario General subrayó que "debemos pasar de las palabras a los hechos" ya que "nuestra credibilidad como comunidad de naciones está en tela de juicio", finalizó.

Comentarios

Justicia climática para África







OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible