Ir al contenido principal

AI: Se debe poner fin de inmediato a las detenciones arbitrarias y palizas a manifestantes

Líbano

gettyimages_lebanon_clashes-15jan.jpg?ce

Las Fuerzas de Seguridad Interna libanesas, incluida la policía antidisturbios, hicieron uso excesivo e ilícito de la fuerza contra manifestantes los días 14 y 15 de enero por la noche, cuando sometieron a decenas de personas a brutales palizas y practicaron numerosas detenciones arbitrarias de gente que protestaba pacíficamente tras dos noches de enfrentamientos con una minoría de manifestantes. Lynn Maalouf, directora de investigación para Oriente Medio de Amnistía Internacional, ha manifestado:

“Lo que hemos presenciado en los dos últimos días es un alarmante atentado contra la libertad de reunión y de expresión. Las fuerzas de seguridad golpearon brutalmente a manifestantes, a quienes arrastraron por la calle hasta la comisaría de policía, insultaron y maltrataron; también dispararon gran cantidad de gas lacrimógeno en zonas residenciales.”

Hace más de 90 días que comenzaron las protestas, mayoritariamente pacíficas, y es evidente que las autoridades libanesas no han atendido las demandas de los manifestantes ni su preocupación por los efectos de la crisis económica

Lynn Maalouf
 “Los actos de una minoría de manifestantes que destrocen bancos o arrojen piedras no son nunca justificación del uso excesivo de la fuerza y detenciones masivas por parte de los cuerpos encargados de hacer cumplir la ley. Además, nos preocupa mucho que en los dos últimos días las fuerzas de seguridad hayan atacado al menos a ocho fotoperiodistas y cámaras, a quienes amenazaron y golpearon, además de destruirles el equipo.”

Pedimos a las autoridades que pongan fin de inmediato al uso excesivo de la fuerza, dejen en seguida en libertad a toda persona detenida por manifestarse pacíficamente y hagan rendir cuentas de manera imparcial y transparente a los responsables de uso arbitrario o indebido de la fuerza.

Lynn Maalouf
 “Hace más de 90 días que comenzaron las protestas, mayoritariamente pacíficas, y es evidente que las autoridades libanesas no han abordado las demandas de los manifestantes ni su preocupación por los efectos de la crisis económica. Pedimos a las autoridades que pongan fin de inmediato al uso excesivo de la fuerza, dejen en seguida en libertad a toda persona detenida por manifestarse pacíficamente y hagan rendir cuentas de manera imparcial y transparente a los responsables de uso arbitrario o indebido de la fuerza.”

Información complementaria

El Comité de Abogados Defensores de Manifestantes en Líbano calcula que las fuerzas de seguridad han detenido a más de 100 personas en todo el país, entre ellas cinco menores de 18 años, desde el martes por la noche.

La Cruz Roja libanesa ha informado de que el miércoles por la noche resultaron heridas un total de 47 personas, 37 de las cuales fueron llevadas a hospitales próximos.

El reciente agravamiento de la situación se produjo al declarar los manifestantes una “semana de ira”, en respuesta a la creciente crisis económica y a lo que califican de falta de medidas significativas de las autoridades para abordarla.

El 17 de octubre de 2019 estallaron protestas en todo el país en contra una clase dirigente acusada de llevar a Líbano a su peor crisis económica desde el conflicto armado de 1975-1990.

Comentarios


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible